Nacido como Stanley Kirk Burrell un 30 de Marzo de 1962 en Oakland, California, cuentan que su vida cambió para siempre a los 11 años, cuando el dueño de los A’s de Oakland le vio en el parking de su Estadio vendiendo ilegalmente pelotas de béisbol perdidas. Impresionado por su desparpajo y sus llamativos bailes, Charlie Finley le contrata como chico de los recados del equipo durante los años 1973 y 1980. Apodado “Hammer” por los jugadores de los A’s debido a su parecido con Hank Aaron, una conocida estrella del béisbol, él mismo será el que añada “MC” al convertirse en maestro de ceremonias del equipo en sus desplazamientos a otras ciudades.

Tras abandonar su trabajo en el equipo y pasar un breve período en el ejército, Hammer asume como imposible su sueño de convertirse en jugador profesional de béisbol. Convencido de que en la música está su verdadero camino, pide a dos ex-jugadores de los A’s un préstamo de 40.000 dólares, los necesarios para fundar Bust-It Productions, un proyecto de discográfica y estudio de producción independiente con el que pretende lanzar su carrera como rapper. Contando con el apoyo en la producción del gran Felton Pilate, miembro de los míticos Con Funk Shun, su primera referencia Fell My Power ve la luz en 1987, convirtiéndose en un increíble éxito. Las 60.000 copias vendidas de manera totalmente independiente, y sus espectaculares apariciones junto a su equipo de bailarines en diversos clubes del estado, hacen que las majors no tarden en llamar a su puerta. Tras rechazar varias ofertas, finalmente consigue que Capitol Records le de 1.750.000 dólares como adelanto de la edición de sus próximos discos.

Durante su etapa con Capitol edita los tres discos que harán de él una estrella. Let’s Get it Started (1988), Please, Hammer Don’t Hurt ‘Em (1990) y Too Legit To Quit (1991), de nuevo producidos todos ellos por Felton Pilate, incluyen éxitos tan recordados como “Turn This Mutha Out”, “Let’s Get it Started” “Pray”, “2 Legit 2 Quit” y sobre todo “U Can’t Touch This”, en donde pone de nuevo en práctica su plan para convertir al Hip-Hop en un fenómeno de masas. ¿Su fórmula? Un rap con estructuras de música Pop con pegadizos estribillos y reconocidos sampleos de artistas como Prince, Rick James o los Jackson 5, al que añade unas gotas de sonido Freestyle que se convierte en un éxito global. Durante tres años realiza interminables giras que, bajo el patrocinio de Pepsi, le llevan a recorrer toda Europa y Estados Unidos e incluso, durante un tiempo, se convierte en protagonista de su propia serie de dibujos animados “Hammerman”. Pocos recuerdan -por suerte- su fugaz paso por el cine con ‘Please, Hammer Don’t Hurt ‘Em, The Movie’ (1991).

Empeñado en desarrollar la escena de su ciudad, Hammer y su Bust It Records con Felton Pilate al frente, dotan a Oakland de unas infraestructuras nunca antes vistas. Artistas como David Black, Oaktown’s 3.5.7, B Angie B o incluso una niña de once años llamada Keyshia Cole, tendrán su primera oportunidad gracias a su apoyo. Sin embargo, el derroche de sus interminables giras y las inversiones a fondo perdido en su sello hacen que el dinero salga con la misma facilidad con la que entra. La bajada de ventas que supuso Too Legit To Quit junto al estrepitoso fracaso de Doug E Fresh en su debut con el sello, hace que Capitol despida a Hammer sin compasión. Ni siquiera su exitosa aportación a la banda sonora de ‘La Familia Adams’ (1991) puede evitar el colapso de su pequeño imperio.