Caía la noche del viernes en Madrid y la Sala Tempo Club abría sus puertas para recibir a Marina BBface & The Beatroots; esta era su primera vez en la capital, pero no venían de nuevas, el grupo arrastra una gran estela: la del funk y el soul más importante del panorama de la música negra del país. Al frente está Marina Torres más conocida como Marina BBface, ex-integrante de ‘The Pepper Pots’; la rodean The Beatroots, un conjunto formado por músicos curtidos dentro de los mejores grupos de la escena catalana.

Aparecieron puntuales como un reloj, algo que hay que agradecer en estos tiempos. En la sala hasta el momento esperaban unos pocos asistentes, aunque según fue avanzando la velada, el ambiente se fue animando. Es natural, la energía y el groove en grandes dosis se notó desde el primer momento en el que pusieron el pie en el escenario.

Venían a presentar su nuevo álbum Still Beating, y lo dejaron muy por las nubes. Primero porque a la voz de Marina y a su interpretación no se le pueden poner pegas, ella es chiquitita pero atronadora, de esas artistas que se crecen en el escenario desde el minuto uno, es la sensualidad y la fuerza toda en una. Segundo porque los músicos querían que el público se lo pasara bien, y cuando se viene con tal grado de disposición, no hay ritmos que no se ejecuten con mejor deleite.

Abrieron fuertes con “Like a Panther”, para seguir después con “Silver Lining” el primer single que nos dieron a probar al iniciar su andadura como grupo. Entre su repertorio sonaron también canciones como “Do Me” y “Make Me Feel Better” de su anterior álbum Time To Begin, para ponerse luego más románticos con baladas como “Empty Room” y “He’s Gone”.

La verdadera fiesta llegó hacia mitad del concierto, cuando una emocionada Marina invitaba a subir al escenario a su gran amiga, la cantante Aurora García (de la formación Aurora García & The Betrayers). Juntas interpretaron la mítica canción de The Chi-Lites, “(For God’s Sake) More Power To The People”. Una sorpresa que puso a bailar a todo aquel que se encontraba en la sala. Tras esto llegaría el single con el que han promocionado este último trabajo, “Open To The Window”, con el que hasta el más tímido se atrevió a cantar su pegadizo estribillo.

Como recordó Marina en un par de ocasiones, su próxima parada será Zaragoza, y bien puede estar segura de que vendrán muchos y muchos más conciertos, porque con esa fuerza no hay ritmo suyo que no continúe latiendo.

INFO: Todas las fotografías son propiedad de Kaorone Photography / UMO MAGAZINE. Prohibida la reproducción de estas fotografías sin autorización previa.