Hacia la hora de la siesta nos desplazamos donde tenía lugar un gran evento. Public Enemy está en la casa y se prevé un gran espectáculo. Abrimos la tarde con R.H.A.F.A, un artista local con chulería y energía innatas, todo un jugón con rimas crudas y bastante duras.

Entre tanto y mientras iba llegando más y más gente sale Carmona a escena, el público se anima y se levantan de las butacas del anfiteatro para ir a los pies del veterano MC madrileño. Un buen show, al puro estilo propio, sus rimas, como siempre, sacadas a pico y pala, y su estilo salvaje dando que hablar como de costumbre.

Y tras una espera en la que el público gritaba “que empiece ya, que el público se va”, salió en animador de Public Enemy y DJ Lord para amenizar la espera. Todo porque Flavor Flav había tenido un problema con los relojes en el aeropuerto de Barajas. Por lo que seleccionaron a MC Alberto para decir al público que se retrasaban 10 minutos.

Y no más de que eso, hasta que salió Chuck D al escenario, con todo el séquito pero sin Flavor ni Professor Griff. Cuando el público debió pensar, ¿dónde está Flavor? Pues bien, con Chuck D cara al público, su compañero de grupo no estaba ni siquiera en el recinto. Pero consiguió llegar a tiempo. Desde ahí, exitazos como “Bring The Noise” haciendo las delicias de un publico entregado. Con varias salidas entre el gentío de ambos raperos. Una buena puesta en escena presidida por DJ Lord junto a una bandera inmensa de Public Enemy y una banda instrumental, compuesta por bajo, guitarra, batería…

La velada culminó con saltos, canciones nuevas y “Fight The Power” como emblema y cierre. En fin, una noche emblemática que no sabemos si se repetirá, pero en nuestras retinas queda el show de un grupo que siempre ha estado presente en nuestra historia. Inolvidable.