Fotografía by Stussy

Alejandro Salazar cuenta en su haber con tan sólo un EP debut (Ballroom Riots) y un par de materiales de larga duración, estos últimos, con un breve lapso de tiempo entre lanzamientos. Su más reciente ON GAZ (EMPIRE), es una placa de colisión entre melodías de RnB, rimas de hip-hop y una voz soul que se une junto a nombres como el de A$AP Nast, credencial que no es la única en su ya vasto repertorio sonoro. Luego del estreno, hablamos con A. CHAL sobre todo lo que rodea a su segundo LP y ese manto de misterio que, igual que en la portada de ON GAZ, se refleja en las producciones de este artista peruano radicado en L.A.

 

UMO Magazine: Recién vimos que Wiz Khalifa compartió uno de tus temas, ¿cómo llevas o logras esto de las colaboraciones con esta gente? Tienes también un remix con French Montana (“Round Whippin’), trabajaste con A$AP Nast (“Cuánto”) del colectivo A$AP MOB… te buscan y se fijan en ti, pero, ¿cómo estar ahí siendo latino? ¿Qué significa?

A.CHAL: Bueno, por dos cosas, el ambiente donde estoy, ya sea en L.A. o en Nueva York, tiene esa cultura, generalmente lo que yo creo se refleja en la música en la que hago, y también la gente, si no me conocen personalmente, tienen un conocido que sabe de mí; sí es algo interesante e importante para mi ser un latino acá, porque no hay muchos artistas latinos que tengan un micrófono y puedan hacer lo que yo, pienso que ellos respetan cómo me llevo y a mi carrera, y bueno, también tengo buen gusto, ¿no?


UMOMAG: Desde tu último lanzamiento hasta hoy, ha pasado solo un año en realidad. ¿ON GAZ ya estaba hecho de alguna forma? ¿En qué momento encontraste ese tiempo e inspiración para componer este álbum?

AC: Sí, sí, mira, mi vida está en dos sitios: en el estudio y en el escenario. Aparte de eso, yo siempre estoy creando música, aunque haya sacado un disco hace un año, al próximo día ya estoy grabando algo; ahora mismo ya tengo canciones para el próximo disco, algunas 7 u 8… y así estaré aunque cambie un poco en el progreso.

UMOMAG: ¿Y cuál fue el proceso de hacer ON GAZ?

AC: Primeramente, estuve en el estudio como 2 semanas: fumo, tomo un poco y me pongo a trabajar, no escribo nada realmente, tampoco es que haga freestyle pero comienzo de forma natural. A veces hago algunas canciones en un día, a veces en una semana o luego hago diez canciones en ese lapso… después de esto comienzo a invitar a gente para ver cómo reaccionan con lo que escuchan, aunque claro, no les digo “hey, ¿qué opinan de esto?, ¿qué piensan de esta canción?” … por lo general compro unos tragos, la gente viene, se divierte, y ahí también comienzo, a veces, a grabar delante de ellos para que eso mismo me motive, porque algunos artistas les gusta grabar para ellos mismos, y para mí, esto es para la comunidad, todos deben sentirse como yo me siento, si no, no pega.

UMOMAG: ¿Cuál podría ser el cambio más significativo de un disco a otro?

AC: Yo creo que tengo más confianza que el año pasado, también creo que lo que tengo a mi alrededor influye, tengo a todos mis amigos y familia… también ahora me muevo más rápido, antes me demoraba más porque quería que todo fuera perfecto, sigo adelante ahora con mis ideas y voy más rápido.

DE LOS ARTISTAS QUE ESCUCHO, SOY FAN DE OZUNA, TALI DE NUEVA YORK, ANUEL AA, J BALVIN”

UMOMAG: Algo que aparece al escuchar el álbum es que, de alguna forma, te acercaste un poco más a tu lado más latino, ¿esto fue natural o ya planeado?

AC: En el último disco tuve una canción llamada “Fuego”, pero en cada uno de mis lanzamientos hay un poco más de eso, y es que en realidad no quiero poner ninguna etiqueta como “A. CHAL es un rapero latino”, sino decir que es un artista, y aunque hablo español –que no es perfecto– sí integro lo suficiente como para que lo entiendas, y es porque quiero comunicarme con todos. También sabía que, como este proyecto saldría en verano, qué mejor que tener algunas canciones cantadas en español.

UMOMAG: Hablando sobre este sonido latino, ¿qué tanto tu origen peruano influenció este álbum? Sabemos que la cultura inca siempre ha sido una parte importante de tu vida…

AC: Mucho, siempre tengo influencias de mis raíces peruanas, incas, o hispanas; cuando crecí, lo hice alrededor de muchos colombianos y gente del caribe, todas esas cosas siempre han sido influencia, y si eres de esa cultura, lo notas, pero no es algo que yo diga “pon atención, esto viene de los incas”, nada así, pero por ejemplo, yo en Perú, cuando estaba ahí, siempre escuchaba la cumbia que tocaban, y cuando escuchas mis canciones, en algunas, cuando toco el piano, puede sonar digno de una canción de cumbia, incluso, cuando fui a grabar el disco pensé en que me gustaría seguir este ritmo, sacarle la cumbia a esto, a mi música, aunque fuera en beats de trap, por ejemplo.


UMOMAG: Este disco se percibe más sensible también, pareciera que tuviste una libertad creativa de más peso ahora. ¿Hubo un cambio o evolución en ese sentido pese al poco tiempo que hay de un álbum a otro?

AC: Yo tuve el mismo feel que en el último, pero porque sigo siendo un artista independiente, aunque sí tengo una libertad diferente que es sobre uno mismo. Creo que en el último disco pensaba más en cómo la gente reaccionaria: si la música estaba fresca, si la mezcla era buena, si la canción sería buena… ahora pienso de una forma más simple: si está bueno, lo está, y ya, seguimos adelante. Y esa libertad te ayuda a mejorar en otras cosas: en las letras, en cómo me presento en mis shows, cómo comunico mi promo para el álbum… entonces esa libertad me da la voluntad para ser más honesto con las historias que canto, por eso decía antes que hace una gran diferencia el tener más confianza en este proyecto.

UMOMAG: Algunos medios han señalado que tu sonido se encuentra entre el RnB y el hip-hop, que es cierto, pero ON GAZ también tiene ya algo de trap… ¿qué escuchabas mientras producías y creabas este LP?

AC: Honestamente, yo no escucho nada en ese momento, escucho mi música todo el tiempo, claro que cuando salgo de fiesta o con mis amigos, está la música que escucho ahí, y si las canciones están prendidas, sean de trap, reggae o reggaetón, y si me influencian y me dan algo, las llevo al estudio para seguirlas de alguna forma. Mucho de lo que suena en mis canciones es algo que yo quisiera escuchar en algún momento y que quizás no haya hecho antes: llego al estudio y pienso en qué quisiera oír en ese lugar.


UMOMAG: Otro hecho es que, actualmente, parece que vivimos una especie de revival del RnB; tantos artistas (Miguel, Jhené Aiko, Ty Dolla $ign…), tanta gente produciendo, tanto talento… podría ser una especie de nuevo pop. ¿Qué piensas de esto?

AC: Yo te digo la verdad, unos amigos fueron a un show que acabo de tener y me dijeron “mira, tu show no se siente de RnB, ni de rap o trap, se siente más de rock, o algo nuevo”… y estoy orgulloso de eso, porque no soy parte de lo que mencionas, a toda esa gente los he visto en fiestas y escuchado en discos, pero no soy parte de esa escena, ni del trap, ni del hip-hop, estoy en lo mío; la gente que traigo conmigo es de todo tipo de culturas y de todo tipo de gustos, no tengo mucha opinión en realidad, pienso que estoy creando el ambiente que quiero y es muy diferente.

UMOMAG: Y este revival no solo está siendo mezclado con muchos géneros en Estados Unidos, también en Latinoamérica, ¿escuchas hip-hop o música del género de estas latitudes? Quizás veamos pronto algún featuring con un nombre latino en tus discos…

AC: De los artistas que escucho, soy fan de Ozuna, Tali, de Nueva York, Anuel AA, J Balvin… Me gustan sus canciones y también me gustan sus letras, parecen auténticos. Si escucho una vez una canción y la pista está buena y lo que dicen también, ya soy fan –pero eso suele ser raro– y con cualquiera de ellos podría colaborar, sería chévere, pero aparte de eso, lo que me gusta escuchar mucho es también canciones más antiguas como las de Héctor Lavoe, Carlos Santana, Willie Colón, Antony Santos, etc. También me encanta la música chicha, la de Perú.

UMOMAG: ¿Chicha, es música tradicional de Perú?

AC: Tradicional, pero de los setentas, cuando el surf rock y la cumbia era mezclada. Es parecido, en cierto sentido, a mi música, porque, por ejemplo, estás uniendo música de calle, que es la cumbia, y en mi caso, el trap es esa música de calle, con una parte más alternativa -que sería el surf rock- y que yo hago un poco más psicodélico. Me identifico mucho con ese género.

UMOMAG: Y si ON GAZ fuera un sabor y una sensación, ¿cuáles serían?

AC: Sería un trago que se llama Love N Hennesy… la sensación sería el ‘presente’.