Anaut es el nombre la formación de Rhythm and Blues capitaneada por Alberto Anaut, un joven madrileño que además de ser el frontman del grupo, es el creador de sus composiciones. Se estrenaron a mediados del año pasado con 12 canciones que ya reverberan en muchas salas, gracias al empuje de los 140 mecenas que lograron que su trabajo partiera viento en popa. En honor a ellos, un 140 titula el mentado disco debut. Desde la sencillez y la naturalidad, la banda de Anaut aporta su granito de arena al panorama musical del género en nuestro país.

 

UMOmag.com: 140 es un número que se dice rápido, pero si le añadimos personas, ya es algo más serio. ¿Crees que es el micromecenazgo un golpe en la mesa para la industria musical?

Anaut: Desde luego. La industria musical ha hecho durante muchas décadas muchas cosas buenas por la música y por los que la crean. Pero también ha abusado de su posición de poder. Esta tendencia a la autofinanciación es la mejor manera de decir “si todo lo que podéis hacer por los músicos es contratos abusivos y decirles cómo tienen que hacer su música, no os necesitamos”.

UMOmag: Todas las canciones de este álbum han sido compuestas por ti, ¿cuál de ellas fue la que más se resistió a salir?

A: “Learning How to Live Alone” fue escrita cinco años antes de ser grabada y, en ese proceso, ha sufrido pequeños cambios hasta tomar la forma que tiene en el disco. “I Will Let You Know” es una balada que me no acabé hasta verla redonda, al menos para mí. Cambié la afinación de la sexta cuerda de la guitarra para tocarla, cambié voicings de los acordes…y dejé que mis compañeros hiciesen sus partes al gusto de todos. Si me preguntas, es mi favorita del disco.

UMOmag: Háblanos de tus principales influencias a la hora de componer.

A: Puedo decirte lo que admiro e intento plasmar en mi música: La sencillez y la pegada de blues men y soul brothers como Robert Johnson, James Brown, Shuggie, Otis o The Wood Brothers. El sonido y la redondez de los temas de Sting o John Mayer. La belleza de los temas de Amos Lee y de otros cantautores americanos como James Taylor, John Denver o Willie Nelson. Y la sofisticación que resulta sencilla de escuchar que hay detrás del gospel y el jazz. Ray Charles, Duke Ellington y casi todo lo que crearon Stax, Motown o Chess Records.

UMOmag: Sabemos que los últimos tres años los has pasado en Holanda y tenemos entendido que allí te pusiste manos a la obra a escribir lo que es hoy este disco, ¿qué encontraste allí para inspirarte que no hallaste por aquí?

A: Grandes ejecutantes que, como yo, querían plasmar los conocimientos adquiridos estudiando improvisación y armonía de jazz en música que no fuese jazz. Aquí también los hay, por supuesto. También la necesidad de crear un producto propio para presentarlo como proyecto final de carrera.

UMOmag: Sabemos que detrás tienes mucha experiencia trabajando con bandas y orquestas desde que eras casi un niño, pero, ¿cómo se trabaja con un grupo tan numeroso que depende en cierto modo de ti?

A: Lo más importante es saber escoger el equipo, tener muy clara la idea de lo que quieres para poder transmitírselo con la mayor exactitud posible y saber delegar. Cada miembro de la banda tiene su personalidad musical y para sentirse realizado debe poder crear parte de la canción. Y, por encima de todo, hay que ser capaz de crear trabajo para todos.

UMOmag: Nos ha gustado mucho la colaboración con Aurora García, de Aurora García & The Betrayers, en “I’m Gonna Change”. ¿Nos podrías contar cómo surge dicha colaboración?

A: Conocí a Aurora cuando aún trabajaba con Freedonia. Fue amor musical a primera vista. La admiro y quiero colaborar con ella en todo lo que pueda. Esa fue mi manera de empezar a hacerlo.