Surgida de la escena catalana, Izah es una mujer con una fuerte vocación comunicativa que le ha llevado a desarrollar su carrera en la música focalizándose en un género que le apasiona. Aún así, no se pone límites y experimenta sin temor con la fusión imbuyéndose de las influencias que le inspiran y dando rienda suelta a sentimientos y pasiones que salen con naturalidad de su interior, ofreciendo con ello un trabajo inspirado pero metódico. Soñadora, trabajadora y apasionada, sus esfuerzos ya están empezando a dar sus frutos.

 

UMOmag.com: Izah, ¿de dónde sale ese original nombre artístico? ¿Qué puedes contarnos de tus orígenes?

Izah: Es como empezaron a llamarme mis amigos hará unos 10 años y, si soy sincera, no sé cómo empezó… Viene de Isa (Isabel) pero con un toque funky supongo.

Mis orígenes vitales son tan variados como mis orígenes musicales. Nací en Manchester (Reino Unido), mi familia viene de Cádiz, Teruel, Cataluña, pasando por Italia…

UMOmag: Tienes formación en canto y baile. ¿Siempre has tenido claro que la música es a lo que querías dedicarte?

I: Supongo que siempre lo he tenido claro, aunque no haya sido una decisión consciente. La música siempre ha estado ahí, de manera natural, donde había música iba yo. Primero me apunté a danza y más tarde empecé a tener mis primeros grupos de música. Nunca pronuncié aquello de ‘mamá quiero ser artista’ pero no hizo falta, es algo que mi familia tuvo claro, muy a su pesar. En general, mi vocación es todo aquello que engloba la comunicación.

UMOmag: Has formado parte de grupos muy variados musicalmente, incluso grabaste un disco de estilo hip-hop con el grupo Agüita Fresca. ¿Este primer trabajo en solitario, IzahBlues, representa el rumbo definitivo que quieres darle a tucarrera?

I: Lo que llamo el ‘izahblues’ es al sonido que me nace, la variedad de estilos que me inspiran y en los que me siento cómoda componiendo. En IzahBlues, el disco, se puede ver por dónde van los tiros pero no me preocupo en limitar mi sonido, porque entiendo que todo aquello que salga de mí, es mi sonido. Me gusta esa mezcla, y que los temas de un disco no suenen todos iguales.

UMOmag: Con el interés que estás despertando en la escena musical con canciones como “A.Cér.Ca.Te” o “One More Day” nos dejas con ganas de más al editar un EP con sólo cinco canciones. Danos una buena noticia diciéndonos que estás preparando un álbum completo y si es así cuéntanos qué quieres ofrecernos en él.

I: Me alegra que la gente se haya quedado con ganas de más y espere un LP. Es algo en lo que ya he empezado a trabajar pero antes, y de manera complementaria, sacaré un pequeño trabajo con el dúo de productores RCA Flacos (o Fast Boo). También lanzaremos un recopilatorio de canciones del disco remezcladas por diversos deejays y productores. Veréis que hay auténticas joyas. Así que si todo va bien, y el interés sigue estando ahí, hay Izah para rato.

UMOmag: Aunque se adivina por el estilo de tus canciones cuáles han sido tus influencias musicales dinos, aparte de las evidentes, ¿qué te gusta escuchar y cuáles son los artistas que han formado tu identidad musical?

I: He escuchado de todo y todo me ha influido… De muy pequeña soñaba con ser Whitney Houston. En el coche de mi madre casi siempre sonaba Queen. En el coche de mi padre sonaban Mina e Celentano o Lucio Battisti. A los 13 empecé a escuchar más hip-hop y me vicié al Stankonia de Outkast por ejemplo. Con mi primera banda versionábamos a Jamiroquai y cantaba el “Black Magic Woman” de Santana. Teníamos 15 años y queríamos sonar a Tower of Power o los Brand New Heavies. A raíz de bailar flamenco me dio por escuchar, entre otros, a David Peña Dorantes y a raíz de cantar standards me vicié a todas las grandes voces del Jazz y la Bossa. Y en los útimos años me ha dado por escuchar más música electrónica… Todo esto sin mencionar a las tres cantantes que probablemente más me hayan influido musicalmente: Erykah Badu, Lauryn Hill y Alicia Keys.