Fotografía by Samantha J

UMOMAG: En Love Apparatus le hiciste un homenaje a la mujer, te entrevistaste con muchas, conversaste con ellas, las respuestas fueron increíbles y se ha traducido en pequeños cortos. Una de las preguntas que les hiciste era algo así como “cuando digo ‘Love Apparatus’, ¿qué es el lo primero que viene a tu mente?”; nosotros queremos saber qué es lo que viene a la mente de Jesse Boykins si le hacemos esa pregunta.

JB: Honestamente, la primera cosa que vino a mi cabeza fue un corazón. Sin el corazón, la sangre no fluye en tu cuerpo. Y sin sangre no es posible vivir la vida. Y la gente siempre conecta el corazón a todo: ‘tengo el corazón roto’, por ejemplo. Y tu corazón no está roto porque sigue funcionando, pero así es como hablamos de una situación de ese tipo. El símbolo del amor es un corazón y por eso, lo primero que me viene a la cabeza es el corazón. Es capaz de sentir todo.

UMOMAG: ¿En qué te inspiras para crear tu música y escribir esas letras?

JB: Muchas cosas. En una lista de prioridades, lo primero sería mi salud. Mi salud mental. Tengo que estar sano en ese aspecto porque soy una persona muy sensible; me afectan muchas cosas que para otros pasan desapercibidas, y en mi caso tienen mucho impacto. He de apartar esa energía de mi sistema y al mismo tiempo espero que los que se sienten como yo conecten conmigo y entiendan que no están solos por sentirse así. Es como un ciclo para mí: si algo que creo influencia e inspira a quienes me rodean o a quienes saben quién soy y me lo hacen saber, todo ello me motiva para seguir creando. Y creo firmemente en ese tipo de vida donde las cosas vienen y van cuando lo necesitan; mi música es como una profecía para la gente y para mí mismo.

UMOMAG: Por lo que hemos leído y visto sobre ti, eres un tipo que se mueve por sentimientos, ¿cómo se hace eso de traducir sentimientos en letras, es complicado?

JB: Soy un gran seguidor de las respuestas emocionales. Conozco el poder de las palabras y el modo en que son expresadas. Cuando pienso en compositores, novelistas o incluso guionistas que me gustan, conecto las palabras con las respuestas emocionales y todo ello permanece en mi cabeza de modo constante, en mi manera de vivir la vida. Incluso cuando voy al supermercado, estudio la forma en que las personas pronuncian palabras y frases y puedo descifrar así su estado de ánimo. E intento aplicarlo a mi música; si quiero escribir una canción triste y quiero que te sientas feliz al escucharla, la cantaré de un modo determinado (canta…). Puede que confunda al público, pero causará una respuesta emocional. Así me gusta componer.


UMOMAG: A través de las redes sociales siempre has dejado ver tu lado poético con muchos de tus textos, ¿quiénes son tus poetas favoritos?

JB: Mis poetas favoritos son James Joyce, Walter Whitman o Langston Hughes. También me gustan compositores como Bob Marley o André 3000, unos poetas en mi opinión. Cuando leo lo que escriben, lo veo de inmediato: los colores, los detalles, las texturas, los cambios de emoción… También me fijo en quienes muestran el estado de la sociedad, de las cosas; como Kanye West con Late Registration o College Dropout. Mostraba todas las perspectivas posibles de lo que ocurría en ese momento y me parece algo genial.

UMOMAG: ¿Qué es lo próximo que tienes en mente para seguir creciendo como artista?

JB: En este momento estoy haciendo muchas cosas diferentes. Escribo un libro de poemas, diseño zapatos y pronto empezaré con la ropa; también quiero acabar un documental sobre mi pieza “Women”. Además, estoy empezando como actor y ya he participado en algún corto que otro. Sin olvidar los guiones e ideas para series de TV… Hago cualquier cosa que me mantenga alejado de los problemas (se ríe).

UMOMAG: ¿Alguna gira a la vista, tienes pensado venir a alguna ciudad europea?

JB: Creo que iré a Europa en Diciembre o Enero. De momento no hay nada confirmado y todo depende del lanzamiento de la mixtape. Pero espero estar pronto por allí.

Traducción: Dirk Diggler