Fotografía by Danny North

No ha cumplido todavía los 26 y ya es uno de los vocalistas más sólidos del soul/pop británico. La carrera de este londinense de nacimiento -criado en Irlanda- se remonta al año 2010. Su amigo, el cantante/rapero inglés Plan B, le empujó a iniciarse en el mundo artístico. En 2012 daba el primer paso con la publicación de Lonely Are the Brave, que incluía aquel éxito llamado “I Need”. Tres años después, Maverick Sabre ha conocido mundo y madurado, tanto en el plano personal como en lo musical. Vegano, ha cambiado la carne por el pescado y mejorado su estilo de vida. Todo estos factores han influido de manera positiva en Innerstading (Virgin EMI), su segundo álbum. Más íntimo y personal, pero con el mismo alma que su antecesor. Sincero en sus palabras y pasional con su música, así fue nuestra larga conversación con el de Hackney.

 

UMOMAG.com: A tenor de las múltiples giras que has realizado en estos últimos tres años, ¿te sientes más cómodo sobre en el escenario que en el estudio de grabación?

Maverick Sabre: Si te digo la verdad, me divierto con ambas cosas. Trabajar en el estudio supone la concepción de la música, la parte creativa; es muy importante, como tener un hijo con alguien. Pero cuando ese hijo viene al mundo hay que criarlo, hay que guiarlo. Y lo mismo ocurre con la interpretación: puedo crear un montón de canciones pero cuando estoy frente a alguien interpretando una de ellas, espero que ese público conecte de verdad con la música. 

UMOMAG: Dan Utters, Fraser T. Smith, Jimmy Hogart, repites casi con el mismo equipo trabajo que en Lonely Are the Brave. ¿Eres de los que piensan que si algo funciona para que cambiarlo?

MS: Hay un par de nuevos nombres en el disco. Pero he mantenido a la mayoría de la gente con quien trabajé en mi primer álbum porque quería evolucionar junto a ellos y sé que no intentarían replicar el sonido que hicimos en el primer trabajo; hemos intentado madurar a partir de lo que hicimos entonces. Es un equipo que me entiende como artista y sabe lo que he crecido. Como has dicho, es bastante cierto que ‘si no está roto, no intentes arreglarlo’.


UMOMAG: Escasean álbumes tan crudos como Innerstading, en el que un artista no tenga reparo en hablar de sus miedos y fracasos personales. “Falling Again” es un buen ejemplo. ¿Es importante ser sincero con uno mismo y con el público, hablarles de tú a tú?

MS: Creo que es lo más importante. Si no eres honesto, ¿por qué haces música? ¿Qué obtienes de la música si no eres honesto con ella? Como músicos, tenemos el honor de poder expresarnos a través del lenguaje musical; la música ha cambiado mi vida, he crecido con ella y me ha ayudado a escapar de situaciones difíciles cuando era más joven. Es mi deber utilizarla para expresar mis emociones, mi visión del mundo; y espero que esas reflexiones puedan ayudar a otros en algún momento.

UMOMAG: El reggae siempre está presente en tu música. Destaca la participación del jamaiquino Chronixx en “Why”. ¿Cómo surgió la idea de hacer esta colaboración? ¿Te ves grabando un joint album o un álbum íntegramente reggae en el futuro?

MS: La música reggae siempre ha sido una influencia importante para mí. He pasado bastante tiempo en Jamaica en los dos últimos años pero hace unos tres años que conozco a Cronixx, que somos amigos. Desde hace tiempo tenía una idea para un tema y Eg White me puso una base; hice la primera estrofa y el estribillo y había espacio libre en la segunda estrofa. Comencé a hablar con Cronixx de la posibilidad de colaborar y esa canción fue la que más me encajaba. Finalmente vino al estudio y juntos acabamos la canción; fue uno de mis momentos como músico de los que me siento más orgulloso.

Al 100%. Y espero que sea lo antes posible.

AUNQUE ESTE SISTEMA RACISTA ME HAYA DADO UNA CIERTA VENTAJA, NO LA VOY A USAR PARA OLVIDARME DE TODA ESA GENTE QUE ME HA INFLUENCIADO TANTO; SERÍA COMO ESCUPIR EN LA CARA DE ALGUIEN QUE TE HA CRIADO

UMOMAG: No has olvidado tu lado raperístico, y haces algunos guiños en canciones como “So Free” o “Breathe”. ¿Te consideras mejor vocalista que MC?

MS: (Risas). No sé… Pero se me considera un cantante y llegué a ello desde el hip hop. El hip hop es mi mentalidad, mi modo de expresarme, el modo en que escribo y la forma en que imagino sobre qué hablar. Ha sido mi inspiración desde los inicios y mi forma de componer se basa en un esquema hip-hop. Cuando edite un trabajo en que el que me limite a rapear, puede que juzguemos así las cosas pero de momento lo mantenemos al 50%.

UMOMAG: Mucho Soul en este segundo trabajo, más si cabe que el primero. ¿Tenías claro desde el principio cómo querías que sonara el álbum o fue moldeándose a medida que iba avanzando la grabación?

MS: La primera canción que acabamos y que me dio una cierta sensación de dirección para el álbum fue “Breathe”. Me ofreció pistas sobre la temática que debería tener el trabajo. No sabía bien cómo iba a hacerlo, pero “Breathe” plantó la semilla. El sonido fue surgiendo durante el proceso creativo, no fue que me sentara y dijese: “tengo que hacer este sonido concreto”. En mi cabeza estaban el tipo de disco y de letras que quería en él, pero el sonido se fue estableciendo de modo gradual.


UMOMAG: “Don’t Forget” es uno de esos temas atemporales, que te ponen el bello de punta y con el que más de uno/a se sentirá identificado. ¿Llega el desamor más fácilmente a la gente que las historias de amores imposibles?

MS: Desde el principio de los tiempos hemos contado con grandes historias gracias a ello, ya sean películas, poemas, música… Son historias que conectan con la gente porque todo el mundo, en algún momento de su vida, pasará por esa situación. El amor es algo que siempre está presente en nuestra vida; y tener el corazón roto es una situación que más tarde o más temprano se vive. Los hombres no solemos hablar de ello tanto como las mujeres, pero también pasamos por ese momento. Al escribir mi experiencias en ese sentido, espero que otros hombres conecten con lo que cuento.

UMOMAG: Pasas del Soul al Reggae y del Reggae al Rap en muy poco tiempo, y te desenvuelves en estos tres géneros de manera más que notable. ¿Quiénes fueron tus mentores o ídolos? ¿De dónde provienen todas esas influencias?

MS: Mi padre era músico y lo considero uno de mis principales mentores, además de una inspiración a la hora de componer. Mis influencias van desde Skinnyman y otros artistas de hip-hop británico a nombres del reggae como Bob Marley, Dennis Brown, Burning Spear , pasando por grandes del soul como Otis Redding, Marvin Gaye, Donny Hathaway o gente del rap americano como Tupac Shakur, una enorme influencia en mí por su forma de componer y por usar la música de un modo positivo. También te puedo nombrar a Bob Dylan. Como ves, son unas influencias bastante amplias.