Las duplas musicales formadas por un productor  y una vocalista comienzan a ser rentables para las multinacionales. Así lo confirman casos como el de los británicos AlunaGeorge o los americanos Karmin (Amy & Nick), por poner algunos ejemplos conocidos. En ese grupo también se encuentran los daneses Quadron, formados por Coco O (vocalista) y Robin Hannibal (músico/productor), quienes se han hecho con un hueco en el mercado norteamericano con su segundo álbum Avalanche. En plena gira por los “estates”, nos atendieron y éste es el resultado.

 

UMOmag.com: Parece ser que vuestra formación como dúo nació de una manera casi casual, cuando trabajabais para la banda sonora de una película de la que surgieron 12 canciones que finalmente se convirtieron en un álbum debut. ¿Qué hace que os entendáis tan bien trabajando juntos, una filosofía común, mismos gustos musicales…?

Quadron: Creo que tenemos gustos muy similares y buscamos lo mismo en la música: una mezcla de emoción, ritmo y un poco de soul. Ambos tenemos gran afinidad por Michael Jackson y el soul clásico, aunque también escuchamos otros muchos géneros musicales.

UMOmag: ¿Cuál es vuestra formación musical? ¿Cómo os introdujisteis en este mundo?

Q: (Robin) Coco lleva cantando desde que era una cría y quizá no te lo diga, pero al ser yo quien contesta, afirmo que estaba destinada a ser artista.

Comencé a coleccionar música en mi primera adolescencia y eso me llevó a tocar en algunas bandas, a pinchar, a estudiar un poco de teoría musical y a ser el encargado de una tienda de discos, antes de dedicarme a la música por completo.

UMOmag: ¿Cómo es vuestra manera de trabajar en el estudio, es decir, uno domina mejor las letras, otro tiene facilidad con la música o es un trabajo en equipo al 50 por ciento?

Q: Tenemos áreas asignadas, pero somos muy abiertos; nos ayudamos entre nosotros si es necesario. No hay fórmulas.

UMOmag: ¿Os ha supuesto mucha pérdida de libertad creativa pasar de una discográfica independiente a una multi?

Q: Hemos podido crear el álbum que siempre soñamos. Elegimos las canciones para el disco; el sello nos dio mucha libertad creativa, sobre todo para un artista nuevo en ese mundo.

UMOmag: Vuestro primer álbum sonaba más intimista y si me permitís, también era más monótono. En este nuevo trabajo parece que hay más variedad musical: medios tiempos, temas más bailables… ¿Está el sonido Quadron más definido en este álbum?

Q: Invertimos más tiempo en él y compusimos muchos más temas. Para el primer trabajo sólo compusimos las canciones incluidas en el álbum y, al ser para una película, los tiempos de entrega eran muy estrictos. Tampoco pudimos usar muchos músicos externos, así que yo toqué la mayoría de los instrumentos. Y todos tenemos un límite, a no ser que seas un prodigio como Prince o Stevie Wonder (risas). Hicimos deliberadamente más canciones de baile, y las canciones tienen una instrumentación y arreglos vocales más complicados. Funciona mejor a la hora de interpretarlo en vivo.

UMOmag: Hay una imagen promocional de los dos en la que Coco está de perfil y Robin detrás en una fusión de vuestras caras muy interesante. Sin embargo en el disco, la portada nos presenta sólo a Coco, y en la contraportada aparece Robin, ¿podríais explicarnos el significado de esa representación gráfica?

Q: (Robin) Esa foto fusionada es una escena de un viejo film de Ingmar Bergman. La portada muestra que Coco es quien da la cara en el proyecto y yo soy la rata de estudio al fondo.

UMOmag: Os confesáis admiradores de Michael Jackson, cuya influencia es evidente en vuestra música. En este disco, Avalanche, tenéis una canción que hace referencia a vuestro ídolo de una manera indirecta y original, donde habláis de la forma en que algunos fans vivían su pasión por él. ¿Intentáis hacer una crítica o cuenta vuestra propia experiencia personal?

Q: Es una historia basada en un fan de Michael Jackson, que quiere ser él y vivir su vida. Utilizamos nuestra experiencia personal ya que puedes ver con facilidad que somos seguidores suyos y siempre le usamos como referente en nuestras creaciones. No es una crítica directa sino más bien una descripción y algo para pensar un poco.

UMOmag: Para el vídeo de “Hey Love” contasteis con la colaboración de la coreógrafa Fatima Robinson. También habéis trabajado con Pharrell, e incluso habéis estado en casa de Prince. Codearos de pronto con tanta gente a la que habéis admirado siempre debe dar un poco de vértigo, ¿cómo lleváis esa loca ascensión a la fama?

Q: Es increíble y me siento muy afortunado por ello. Fue algo surrealista, porque siempre nos hemos fijado en esta gente desde el otro lado del planeta y de repente tienes la oportunidad de conocerlos en persona; pero eso te da aún más sueños y ambiciones, y te das cuenta de que puedes conseguir casi todo si trabajas duro para lograrlo.

UMOmag: Y por último, ¿con quién soñáis colaborar algún día?

Q: ¡La lista es demasiado larga!

Traducción: Dirk Diggler