Sin apenas medios pero con mucha dedicación el colectivo parisino S-Crew presenta su primer larga duración, Seine Zoo (Polydor, 2013), con el que han generado una gran expectación en el país vecino. Con fuertes influencias del rap de los 90 estos “salvajes del sur de París” buscan su hueco con un estilo fresco e innovador caracterizado por la potente sonoridad de sus instrumentales.

 

UMOmag.com: Lo primero de todo es saber cómo han sido los inicios de S-Crew en el mundo del hip-hop.

S-Crew: Nuestros primeros pasos dentro del rap fueron a través de nuestro pequeño grupo de colegas de la época, a los que llamábamos S-Crew allá por el 2001. Mekra, Framal y Nekfeu eran los más metidos en el rap dentro del grupo. Comenzamos a grabar pequeños freestyles con una viejo radiocasete, entonces la pasión se adueñó de nosotros. Conseguimos un micro para grabarnos en casa de Mekra, y algunos años más tarde empezamos a ir a los open mic, a concursos, clash…y ahí encontramos otros raperos que estaban en la misma onda que nosotros, como 2zer, que se unió a la S-Crew, y más gente como MCs, actores, fotógrafos, etc; con lo que más tarde formaríamos lo que se convirtió en nuestro colectivo conocido como “L’Entourage”.

UMOmag: ¿Por qué elegisteis S-Crew y qué significado tiene el nombre del grupo?

SC: La elección del nombre se hizo de manera bastante natural. Buscábamos un nombre para la banda y por aquel entonces mucha gente nos llamaba los pequeños “escrocs” (estafadores), así encontramos el juego de palabras. La “S” nos recuerda entre otros a Salvaje, Sur (por París Sur), Sept (nombre de algunas personas del grupo en sus inicios), y os dejamos buscar la definición de la palabra “screw” en inglés…

UMOmag: Seine Zoo es vuestro primer disco, y en plena crisis de la industria musical. ¿Qué ha sido lo más difícil para vosotros a la hora de grabarlo?

SC: Lo más complicado ha sido el poder conseguir una calidad sonora satisfactoria ya que no teníamos ningún medio que nos financiase, así nos las apañamos como pudimos para poder conseguirlo. Tenemos la suerte de ser un grupo de directo y de haber comenzado por ello, lo que hace que siempre hayamos tenido gente que nos ha seguido y ha propagado nuestra música. Hubo una época en la cual hacíamos temas sobre el escenario que nunca grabamos en ninguna parte y que después, con la mejora de los medios de comunicación como Facebook, hemos podido mover más fácilmente.

UMOmag: Este colectivo lleva más de una década en activo ¿Por qué ha tardado tanto en llegar vuestro primer LP?

SC: Nuestro primer proyecto en internet Même Signature se grabó gracias a unos amigos nuestros en un estudio clandestino. En ese tiempo tuvimos grandes problemas con personas con las que habíamos firmado y eso nos ralentizó enormemente. Conocimos entonces a DJ Elite (Estudio Blackbird) que empezó a formar parte de S-Crew en directo y empezamos a grabar en su casa. De este encuentro nació el proyecto gratuito Métamorphose que tuvo un gran éxito (entorno a 150.000 descargas). Entonces trabajamos a destajo para poder sacar Seine Zoo. Hizo falta crear nuestra marca con el mismo nombre, y con el fuerte éxito de nuestro proyecto anterior pudimos conseguir una buena distribución (Polydor Records).

UMOmag: Sois cuatro MCs en el grupo (Framal, Mekra, 2zer Washington y Nekfeu) con distintas inquietudes y formas de entender la música. ¿Os resulta complicado complementaros a la hora de crear las letras y las canciones?

SC: Nosotros somos amigos muy íntimos, hermanos, por lo tanto ha sido fácil trabajar juntos. Incluso aunque tengamos gustos diferentes tenemos una dirección e influencias comunes, y nos sabemos de memoria todo lo que tiene que ver con la creación musical interesante.

UMOmag: Durante la última década el rap francés ha ganado mucha importancia en el panorama internacional. ¿Qué creéis que diferencia la música hecha en Francia, respecto a otros países?

SC: Para nosotros no tiene que haber necesariamente diferencias entre países en cuanto al hip-hop. Hemos tenido la suerte de poder viajar gracias al rap y en todos los sitios hay una jerarquización en el rap underground muy visible en los directos, pero sobre todo hay mucha energía y jóvenes que se organizan para hacer buena música.

UMOmag: En nuestro país hay varias escenas identificadas con ciudades, Madrid, Sevilla, Málaga, Barcelona o Zaragoza, los estilos en cada una de ellas son distintos e incluso en algunas ocasiones han rivalizado. ¿Sucede esto también en Francia?

SC: En Francia pasa algo parecido al resto del mundo, si ponemos el oído se pueden escuchar las diferencias de estilo entre los raperos según cada región, como sucede con la escuela de Lyon, la de Marsella, Niza, Toulouse, Lille, Bretaña… incluso hay estilos diferentes dentro de París y las afueras (el rap del distrito 18, del 9, de Paris Sur, del 91, 92, 93, 94, etc.) pero al final todo se mezcla y la gente no adopta únicamente el estilo del lugar de donde proviene. Y no hay ninguna rivalidad.

UMOmag: No sabemos si escucháis rap español. ¿Qué opinión os merece lo que se hace en nuestro país y que grupos o MCs destacaríais?

SC: Desgraciadamente no conocemos a ningún rapero español, pero nos encantaría descubrirlo. Hemos tenido la ocasión de actuar en Barcelona hace dos años (Razzmatazz) y el ambiente hip-hop era realmente bueno.

UMOmag: Siguiendo con España, en nuestro país en los últimos años hay una separación de los cuatro elementos que componen el hip-hop. ¿Ocurre esto también allí?

SC: Esta diferencia existe también en Francia, y es justamente la particularidad de nuestro grupo y nuestro colectivo. Algunos de nosotros estamos calificados como “old school” pero es sobre todo por lo que ello conlleva, ya que nuestra música es actual e innovadora. En nuestra crew hay grafiteros, deejays, fotógrafos, raperos, etc. No tenemos bailarines pero respetamos a todos los b-boys. Nosotros representamos a fondo nuestra cultura.

 

Traducción: Mery Hamsa