TGT

THREE KINGS

Atlantic Records, 2013

R&B

Valoración: 5.0

Disponible en: Amazon | iTunes

Hace seis años que la amistad de estos tres hombres, fraguada en los entresijos del mundo de la música, pretendía materializarse en forma de trabajo discográfico. Ya habían compartido escenario y la química era indiscutible. En 2007, la colaboración de Tyrese y Ginuwine en el remix del “Please Don’t Go” de Tank supuso un anticipo de sus intenciones. Contratos con las diferentes discográficas impedían su unión definitiva, hasta que la firma con Atlantic Records ha permitido la formación de este trío de “reyes”.

Podría disculparse el pretencioso título del álbum si consideramos que la asociación de tres importantes vocalistas como Tyrese, Ginuwine y Tank es de por sí un valor añadido, pero hay que evaluar el material entregado. Impecable en su producción y fiel al género, consigue que las tres voces de los diferentes crooners se complementen perfectamente entre sí. El problema radica en un exceso de alardes vocales que recargan cada uno de los temas. Precisamente contar con tantos vocalistas en un grupo puede suponer un problema a la hora de repartir el protagonismo y no dejar a nadie en la sombra.

En la composición de las canciones cada uno de ellos ha firmado unas cuantas, siendo Tank el que más ha aportado. Co-escritas todas por una multitud de autores, giran en torno a una temática demasiado común: el amor en “Lessons In Love”, el arrepentimiento en “Next Time Around ” o el renacimiento de “Tearing It Down”, y por supuesto el sexo. No cuentan mucho de sí mismos estos típicos players cuyo público objetivo es claramente femenino.

Dos bien escogidos primeros singles: “Sex Never Felt Better” y “I Need”, una balada de perdón, ganan con cada escucha. “Take It Grown” permite lucirse al alter ego rapero de Tyrese, Black-Ty. Un sample del “Ain’t No Fun (If The Homies Can’t Have None)” de Snoop Dogg y las rimas de Problem convierten a “No Fun” en el tema más bailable del álbum, sin ser excesivamente movido.

Resta valor al trabajo la utilización de un innecesario auto-tune en “OMG” y en general una monotonía donde sólo destaca, por original, la irregular “Explode”.

Tres “reyes” daban para más.