Americano de nacimiento, la sangre boricua corre por las venas de Tony Dize. Boston (Massachusetts) fue la ciudad que le vio nacer hace 32 años. Aquel joven cantante con aspiraciones que debutó con “Si La Ves” (2006), es hoy en día marido, padre responsable (3 hijos) y músico. Como él mismo recalca, “primero soy padre y después manejo la música de Tony Dize”. La fe le ha guiado y convertido en uno de los puntuales de la discográfica latina Pina Records. La familia y su público son lo más importante.

 

UMOmag.com: En 2008 publicabas tu primer álbum de estudio, La Melodía de la Calle. De eso hace ahora seis años, ¿sientes que la industria y la música te lo han puesto más difícil que al resto de tus compañeros de profesión?

Tony Dize: No, siento cada vez más y más la audiencia aumentando, porque todo termina en un concierto. Después de dos años produciendo este nuevo disco (La Melodía de Ustedes), me lancé a calle a promocionar este álbum en cada concierto y tuve la oportunidad de ir a Londres, Milán, Ámsterdam, Méjico, Ecuador…y este álbum, los fieles seguidores que siguen a Tony Dize, a las muchachas del fan club, se lo saben completo este tercer álbum. Los que no, para ellos es nuevo, “Prometo Olvidarte”, “No Pretendo Enamorarte”, “Al Límite de la Locura” que es una balada con la empezamos a enseñar al público este disco, pero todo crece. En cada concierto la audiencia va creciendo y a los conciertos va gente de todas las edades y es bonito, y da más hambre llegar a muchos lugares. Me falta aterrizar en Argentina, Brasil, Portugal…pero contento con que el público tenga lo que está esperando.

UMOmag: Fuiste uno de los primeros artistas en firmar con W&Y Records. Eras uno de “Los Vaqueros” junto a Franco “El Gorila”, Gadiel, Jayko, El Tío. ¿Qué fue de todos ellos? ¿Sigues en contacto con alguno hoy en día?

TD: Realmente fui co-fundador de lo que se llama W&Y Records. Wisin y Yandel son colegas. El proyecto fue crear, a través del sello, y anunciar nuevos proyectos. Fue bonito, fueron cinco años en los que se unieron Franco “El Gorila”, Jayko “El Prototipo”, El Tío…pero mi disquera es la calle, el público. Ahora estoy con la mejor disquera que tenemos en este género que es Pina Records, distribuyendo los mejores discos, y la gente se está dando cuenta. Todo ha sido una larga trayectoria y agradecimiento a todos mis colegas que estamos haciendo que esto se vea bonito en un Miami Arena, en El Choliseo próximamente donde podré invitar a todos mis colegas en un solo concierto.

UMOmag: ¿Cuándo y por qué tomas la decisión de abandonar W&Y Records?

TD: No abandoné, simplemente necesitaba agrandar mi staff. Necesitaba una disquera, tomar iniciativas para producir mis propias canciones, mis propias ideas, porque la gente estaba exigente y no podía esperar a que el equipo de Wisin & Yandel decidiera por mí. Ya mi público me estaba esperando, el calendario se estaba llenando. En algunos lugares contrataban a Wisin & Yandel pero en otros países esperaban a Tony Dize, y hay que llegar a donde te están buscando, te están pidiendo. Cada vez que sacaba un nuevo tema aumentaba más esa fuerza. Al final nos fuimos separando y hasta el día de hoy. Franco sacó su disco (Welcome To The Jungle) y hace sus concierto, Jayko hace sus conciertos, El Tío… Lo mío fue más rápido porque yo siempre creí en mi público, siempre he dado todo en la tarima, y sé dónde va a llegar todo y es dejar el corazón en cada tarima. Pero la melodía es de ustedes, de la calle y por eso es que este negocio se llama así.

UMOmag: Ya no eres aquel veinteañero que cantaba aquello de “Quizás” o “Permítame”. A tus 31 años, ¿crees haber alcanzado la madurez artística? ¿Cómo has vivido esa transformación musical y personal?

TD: Falta mucho todavía. En este nuevo álbum he superado todas esas “melodías”. Me tomé mi tiempo, tuve dos años, incluí a mis hijos porque padecía su ausencia. Ahora ya crecieron y me manejan la vida, los tatuo en este disco. Se lo dedico, además de a ellos, a mi familia. Ellos ya hablan, el grande ya tiene 10 años que es lo que yo llevo de carrera musical porque fue él quien hizo atreverme y entender el tiempo de otra manera; primero soy padre y luego manejo la música de Tony Dize. Y es bonito verlo crecer, y que me acompañe me ayuda. He madurado más, tengo la mente enfocada en Dios y en mis hijos y espero que todo se esté viendo a través de mi música.

UMOmag: ¿Cómo se consigue el equilibrio entre familia y éxito/carrera musical? ¿Cuál es tu receta?

TD: Dios primero, no olvidarte de donde Dios te sacó. Le doy gracias por cada día que me está dando y Dios creó a mi familia. Mi casita son esos tres hijos. Verlos crecer es una bendición y tener a mi público fiel, que le llega a cada tarima, puedo ver que el tiempo no se ha agotado que no se ha gastado e intento devolverles el respeto a través de la música, dándole gracias a Dios que él es el todopoderoso.

UMOmag: A diferencia de otros artistas del género siempre te hemos conocido como “La Melodía de la Calle”, algo que no ha cambiado con los años. ¿Es cierto que fue Daddy Yankee quien te puso este apodo? Visto lo visto “El Superviviente” te iría como anillo al dedo.

TD: Sí, DY fue quien me bautizó con el nombre de la “Melodía de la Calle” y por eso reconozco y respeto. Son padres también y están dedicados a los mismo que yo. Estoy contento con ese nombre porque fue con el que mis colegas me “tatuaron”, como “La Melodía de la Calle”. Esta es la marca de mi negocio. Tony Dize fue el nombre que pude crear en mi casa porque “Dize” viene de gamble (apostador), mi abuelo era un apostador y entonces fueron ellos (mis abuelos) los que me criaron y es una manera de llevarle en mi mente y en mi corazón. Pero la “melodía” es real, siempre va a haber melodía para la calle, cada año, siempre voy a tirar nuevas melodías que la calle (la gente) son las que le dan vida en cada concierto. Mi deseo es hacer un Miami Arena, hacer un show e invitar a todos mis colegas que me han ayudado y con los que comparto ideas en cada estudio.

UMOmag: “El Doctorado” marcó un antes y un después en la carrera de Tony Dize. ¿Le debes mucho a esta canción? ¿Cuál fue el origen de la misma y cómo te dio por hacer una bachata?

TD: Esa canción fue algo que me atreví a hacer porque en mi casa a todo el mundo le gusta la música de Juan Luis Guerra, Carlos Vives, entonces me pedían un merengue-bachata, cambiar el ritmo del reggaetón. Y en cuanto escuché las demos que estaban en los laboratorios de Pina Records, tan pronto me gustó la canción, saqué la letra, la grabé y el público fue dándole vida hasta tal punto que es imparable. Esa es la verdad. Mundialmente me reconocen con esa canción y donde quieran la bailan gracias a Dios.

UMOmag: La música te ha brindado una segunda oportunidad, así lo acredita el gran éxito que estás cosechando con sus últimos singles. ¿Cómo valoras la acogida por parte del público? ¿Han merecido la pena todas esas noches en velas?

TD: Sí, todo me lo devuelve el público en cada show cuando me responden. Te voy a hablar claro, en este disco, mi tercer álbum, hay un tema llamado “Al Límite de la Locura” y en tan sólo seis meses, al cuarto mes aterricé en un festival urbano de Quito (Ecuador) con más de 18.000 personas se aprendieron la canción es como si estuvieran escribiéndola conmigo. Eso está en Youtube, en todas las redes sociales. Así que siempre han estado conmigo ahí, apoyando, y si estoy bien es porque mi público respeta mi trabajo y eso merece que uno siga adelante, haciendo buenos trabajos, colaboraciones buenas y que mejor que distribuirlo con Pina Records.