Alesso - FOREVER | DISCOS

Alesso

FOREVER

Def Jam/Universal Music, 2015

Electrónica/EDM

Valoración: 5.5

Disponible en: Amazon | iTunes

El nombre de Alessandro Lindland, conocido como Alesso, lleva sonando en los círculos de EDM desde que ingresara en la lista de DJ Mag en 2011. Este sueco de origen italiano, descubierto y protegé de Sebastian Ingrosso -miembro del ya disuelto Swedish House Mafia- lanza Forever, su primer álbum, después de haber colaborado con los grandes de la música electrónica dance como Steve Angello, Axwell, Avicii e incluso Tiesto.

Este trabajo de dieciséis temas, que incorpora singles recientes y composiciones nuevas, se caracteriza principalmente por instrumentales de melodías expresivas, letras de dolor y de la evasión del yo transformándose en lo que podría definirse como materia astral y vocales que juegan constantemente con los saltos de octavas y sílabas mantenidas con maestría. Como álbum cuya misión es conducir al deejay/productor Alesso a los mejores clubes del globo, Forever está dedicado a la fiesta: sintes agudos, beats martilleantes y algún que otro track más sentimental y meláncolico como “Scars” (que cuenta con la colaboración de Ryan Tedder de OneRepublic), muy apropiados para momentos de éxtasis-trancero en la pista. Sin embargo, a pesar del esfuerzo de Alesso de demostrar su versatilidad con otro tipo de temas, como el sampleado de Kylie Minogue en “Cool” o con su particular versión de “Heroes” de David Bowie junto con su compatriota Tove Lo, estos se quedan en meros temas de EDM con vocales femeninos casi predeterminados, de los que se oyen siempre.

Curiosamente, Forever abre induciendo al oyente hacia lo que parece que será un álbum de EDM distinto: la intro “Profondo”, seguida de “PAYDAY” (una especie de continuación de la intro), con sonidos de breaks beligerantes, más propios de Congorock o los Bloody Beetroots cuando el Nu-Rave todavía era una moda. Pero Alesso rápido saca al oyente de su error: “Heroes”, que bien podría ser una colaboración Calvin Harris-Ellie Goulding o Sia-David Guetta, como “Cool” o “Sweet Escape”. Sin duda. “If It Wasn’t For You”, “In My Blood”, y “Under Control” (con Calvin Harris) usan voces masculinas, retocadas al estilo de las canciones de Harris -“Summer”, “Feel So Close”- e instrumentales galopantes con subidas extásicas hasta llegar al esperado drop festivalero; como cualquier hit de Afrojack o Steve Angello. “All This Love”, recurre a una base con acordes a la guitarra y el bajo marcando el tiempo; recurso al que también nos tienen acostumbrados artistas del género como Avicii. “Guillonaire” -que tiene un cieerto aire a “Payback”- y “Years”, último tema del proyecto no tienen nada destacable; como la mayor parte de Forever.

El álbum es una extensa exposición, que no argumentación, de temas, que no tienen mucha conexión unos con otros; clichés edmeros repetidos durante dieciséis canciones; los códigos EDM se siguen a la perfección, eso es innegable, pero no aportan innovación alguna. Es más, la música de Alesso es tan perfectamente electro-dance que constantemente recuerda a temas comerciales consolidados de sus colegas (Avicii, Axwell, Ingrosso…etc.); como si el apadrinamiento de este último y la estrecha colaboración con los holandeses y suecos hubieran resultado en un artista, Alesso, sin personalidad ni características propias. Es triste, ya que “Immortale”, la pieza que algunos señalarían como la única especial de Forever, demuestra que Alesso puede componer, lejos de los parámetros establecidos del EDM, y adentrarse en una atmósfera etérea y emocionante, con sonidos envolventes del alma como hace Madeon, por ejemplo.

Es difícil saber si Forever llevará a Alesso a la residencia de los mejores clubes y festivales actuales, ya que el género ha sido muy explotado y cada vez se buscan tonos más suaves y menos ametralladores -deep house, trance- e incluso se rescatan viejos movedores de pista como el Techno y Tech House que vuelven a ganar terreno. Pero si explorara ritmos y efectos tan originales e intangibles como en “Immortale”, independientemente de la supervivencia (o no) del EDM como género dominante, Alesso podría entrar en un mundo artístico estimulante que por ahora, le queda un poco lejos.