James Blake

OVERGROWN

Polydor/Universal Music, 2013

Electrónica/Dubstep/Pop

Valoración: 7.0

Disponible en: Amazon | iTunes

El completísimo músico/compositor londinense se encierra en el estudio del que no parece salir nunca para madurar este trabajo intimista y reflexivo consiguiendo sin mucha dificultad superarse a sí mismo.

El hombre que cuando hace remixes para reconocidos artistas de R&B utiliza el apodo de Harmonimix, se deja llevar para este segundo álbum de sus influencias de música electrónica o garage y se alía con el prestigioso músico y productor Brian Eno. Juntos elaboran un disco repleto de melodía en el que se acierta de lleno al dejar resaltar por encima de la producción la original voz de James Blake, quien además toca los instrumentos y compone.

Después de presentar algunas de sus nuevas canciones en tres shows por su país natal, el artista decidió lanzar su primer single “Retrograde” a principios de este año, con una gran acogida por parte de público y crítica. En este tema su voz luce navegando con personalidad por encima de su pulida armonía. Pero ya se puede sentir que se está ante un disco diferente cuando comienza a sonar el primer tema: “Overgrown”, misterioso y elegante, como creado para una historia rodada por David Lynch. “I Am Sold” continúa en la misma línea, y cuando llega “Life Round Here” el sonido ya te ha atrapado definitivamente. Carente completamente de ritmos que entorpezcan la melodía, deja espacio para las rimas del MC/productor RZA de Wu-Tang Clan en “Take A Fall For Me”, en la que se roba todo el protagonismo al cantante principal. Los coros de toque religioso de la breve “DML” lo llevan a un nivel más espiritual si cabe, mientras que “Digital Lion”, escrita junto a su co-productor, es hipnotizante y demasiado experimental. “Voyeur” no tiene mal comienzo pero su “And her mind was on me” repetido a lo largo de toda la canción llega a ser desesperante. Para finalizar “To The Last” y “Our Loves Come Back” recuperan la belleza musical y el toque hipnótico y dejan deseos de más.

Definitivamente bien diseñado, repleto de creatividad y buen gusto, Overgrown, aunque más cercano a la música electrónica que al soul, se corona como el mejor trabajo hasta la fecha de su creador, y es posible que sea también uno de los mejores álbumes de este año en su país de origen.