John Legend

LOVE IN THE FUTURE

Columbia Records/Sony Music, 2013

Soul/R&B/Pop

Valoración: 8.0

Disponible en: Amazon | Itunes

John Legend se lo ha tomado con calma. Desde su trabajo coral con The Roots en 2010 y tras haberse metido en harina con todas sus energías y ajustando agendas con Kanye West llega este largo que deja un satisfactorio regusto tras varias escuchas. La mano del de Chicago se nota en algunas producciones que miran de frente a la vanguardia, aunque nunca dejando en tierra que no pueda abonar este vocalista de timbre prodigioso.

Su homenaje a Common y a Bobby Caldwell en “Open Your Eyes” es una gran canción, que crece a medida que vamos escuchándola. “Made to Love” es uno de los singles, que aplica un filtro que quita calidez a esa gran voz, pero que le da una mayor solemnidad con esas percusiones modernas y esos arreglos electrónicos. Un artista casi en 2014 y pasadas las 100.000 copias vendidass de este cuarto larga duración no puede dejar de arriesgarse aún con el miedo de perder a más de un “puretilla” en el camino.

“Who Do We Think We Are” condensa, por ejemplo, la tierra media en la que se mueve este artista con comodidad, con unos coros muy Soul, sample de Jean Knight y unas líneas de producción que apuntan a lo nuevo de manera elegante, efectista y efectiva. Es decir, los mimbres de siempre unido al espíritu perenne de innovación, precisamente lo que hace grandes a los Reyes Midas de la Black Music del momento.

De todos modos, que no se nos asusten los fans del John Legend que estremecía con esa forma de mecerse vocalmente con el piano…ese artista sigue vivo en temas como “All of Me” o “Hold On Longer”. Quizás tuercen el gesto con ciertas licencias, pero Love in the Future es precisamente eso… un trovador que canta al amor enamorado y lo hace con ese cruce de caminos perfecto entre lo nuevo y lo de antaño. “Tomorrow” es una canción, por ejemplo, de asomarse al balcón en Manhattan, “Dreams” o “Angel” son deliciosas y “You and I” es tan intimista como definitoria de que este señor acaba de casarse. Y que le dure la inspiración (y el matrimonio).