Kid Cudi

INDICUD

G.O.O.D. Music/Universal, 2013

Rap

Valoración: 7.0

Disponible en: Amazon | iTunes

Después de varios viajes a la luna con sus dos entregas de Man On The Moon, Kid Cudi regresa a la Tierra con un disco de otra Galaxia. Indicud, su nuevo viaje espacial, es difícil de catalogar. Bases electrónicas, sintetizadores, guitarras, loops inusuales y el hip hop como nota dominante, ponen de manifiesto que al rapero de Ohio le gusta flirtear con otros estilos.

El “lunático” emprende esta vez su viaje solo, soltándose de la mano del que fuera su padrino Kanye West y abandonando, recientemente, el sello de éste (G.O.O.D. Music). Cudi se sumerge en la autoproducción y composición del disco logrando un sonido muy personal. Hip-hop renovado que plasma con variedad de registros, algo que Kid recalca: “No me veo a mí mismo como un rapero, me veo como artista“. Con su nuevo trabajo, se postula como candidato a incluirse en la lista de artistas estadounidenses que ofrecen un sonido más europeo, como Theopilus London o el vocalista Jesse Boykins III. En este viaje de vuelta a la Tierra le acompañan grandes estrellas como Too $hort o A$AP Rocky; y como colofón el legendario crooner Michael Bolton.

Cudi parece aterrizar en su nave espacial con “The Resurrection of Scott Mescudi”, un beat instrumental que nos da la bienvenida a Indicud. Sonidos nocturnos, sintetizadores y drums descompasados que nos transportan a un paisaje sonoro. El humeante “Just What I Am” junto a su colega de Cleveland, King Chip, es su single de presentación. “Necesito fumar (…) quiero colocarme”, Kid parece suplicar por una calada, a pesar de haber declarado su propósito de privarse de la marihuana. Tempos relajados, como implica la materia, en uno de los cortes más destacados del disco. Se atreve también en la dirección del vídeo, en el que vuelve a “tirar de contactos” con las apariciones estelares de Mac Miller y Steve Aoki.

Las influencias Indie/Rock se extienden a lo largo del álbum. Como en “Red Eye”, el corte más pop de disco, con un estribillo demasiado repetitivo (como es habitual) del trío femenino Haim. Un álbum con instrumentales sin complicaciones que difieren de otras bases sobrecargadas de elementos, ponen en evidencia la inexperiencia de Mescudi como productor. Y es entonces cuando “El hombre de los puños de hierro” rescata a Kid. En “Beez” RZA oculta estás carencias, rapeando magistralmente sobre una base minimalista. Kendrick Lamar, otro de los “héroes” del disco, hace lo propio en “Solo Dolo Part III”. Una canción en la que por fin aparece un sample más cercano al hip-hop que a otros géneros.

Después de un aterrizaje con algunas complicaciones, Kid Cudi no estará mucho tiempo en la Tierra, se espera que emprenda un viaje de vuelta a la luna con una nueva entrega para 2014 de Man on the Moon. Por si acaso, no dejéis de mirar al cielo.