Varios Artistas

MMG PRESENTS: SELF MADE VOL. 3

MMG/Atlantic Records, 2013

Rap

Valoración: 6.5

Disponible en: Amazon | iTunes

Inventada por Master P en los años 90, la fórmula del recopilatorio de sello Hip-Hop llevaba años caída en desgracia hasta que Rick Ross decidió recuperarla para su Maybach Music Group. Planteada con una función muy clara, la saga Self Made llega a su tercera entrega con la intención de, una vez más, sacar rédito a un extenso -quizás demasiado- roster de artistas a los que resulta difícil ofrecer una salida en forma de álbum editado a corto plazo. Así que, mientras esperamos la salida de su esperado próximo disco, Rozay ha reunido una vez más a sus artistas para ofrecernos un variado menú que pretende resumir en 16 canciones la esencia de su sello.

A priori puede que la primera grata sorpresa del tracklist sea encontrarnos a un Omarion por fin cómodo en el traje de Maybach Music. Sus “Know You Better” junto a Fabolous y Pusha T, y “Say Don’t Go” nos devuelven la esperanza de recuperarle para la causa R&B, tras su errática trayectoria en los últimos años. Pero el disco también esconde bangers en clave trap como “Kilo” donde Meek Mill y French Montana añaden todos sus tics gangsteriles a un gran trabajo de producción de DJ Spinz. Con su aparición en cinco pistas más del disco, parece claro que Meek Mill se ha convertido ya en uno de los puntales de Maybach Music. En sus antípodas se encuentra alguien como Stalley, uno de los artistas más talentosos y a la vez menospreciados de Maybach. Un tipo técnico y ortodoxo en eso del rimar que con “Coupes & Roses” explora los caminos sonoros del R&B clásico, muy en la línea de su magnífico EP Honest Cowboy que pudimos disfrutar hace un par de meses.

La presencia de Hit Boy, Cardo, Kebu y Childish Major o de un nombre emergente como D Rich como responsables de varios tracks, completan un álbum musicalmente notable, aunque quizás demasiado heterogéneo. El choque que puede provocar el toparnos a un descerebrado como Gunplay y a renglón siguiente, en un registro musical diametralmente opuesto a un tipo con la clase de Stalley es, sin duda, uno de los peores defectos de un disco que, sin embargo, refleja la actual situación de Maybach Music a la perfección.

Un proyecto variado y diverso, con un puñado de artistas con talento, pero que han sido juntados sin demasiado criterio.