dbowieart4

5. JOSEF SALVAT

Se hizo popular por una llamativa cover del “Diamonds” de Rihanna, y desde entonces este australiano no ha dejado de crecer, demostrando que su talento era algo más que flor de un día. Coqueteando con el Pop, la synthwave, el dance y con el tan obligatorio como ligero aroma Rhythm and Blues al fondo, Salvat estrenaba a finales de 2015 con Night Swim, su estupendo álbum debut. Su contenida ambigüedad sexual, su amor por las melodías de raíz ochentero, y su declarada aversión a ser etiquetado con facilidad, le han hecho ganar meritos, y que le hayamos elegido para cerrar nuestra lista. Mientras unos le comparan con Morrisey, él suele decir que Björk es su principal influencia. Nosotros es verlo, y no poder dejar de pensar en la esencia del repeinado y bronceado Bowie de los 80.