Los empresarios y ejecutivos musicales boricuas Ganda & Santana | Fotografía by Giován Cordero

El nacimiento de The Golden Army, una de las disqueras puertorriqueñas más influyentes de la última década, es una lección de la importancia de crear una red de contactos. El cofundador Jonathan De Jesús Gandarilla, conocido simplemente como Ganda, manejaba a Baby Rasta y Gringo. Ganda era amigo del mánager de Ángel y Khriz, cuyo productor habitual era Santana The Golden Boy. Por recomendación, Santana empezó a producir para la legendaria dupla de The Noise. Al paso de tres o cuatro años, Ganda y ‘el Nene de Oro’ comenzaron a tener proyectos en común hasta que decidieron crear un sello discográfico. No fue necesario hacer scouting para dar con su primer artista, pues el chico estaba justo frente a ellos. Noel Santos, alias Noriel, venía del mismo barrio de Baby Rasta, y llevaba tiempo componiendo canciones para él. Un día, Noriel le dijo a Santana que quería cantar, el productor se lo dijo a Ganda, y el resto es historia. Este resumen es interesante, pero no contempla los detalles increíbles de la trayectoria de los cofundadores de The Golden Army. Prepárate para leer un relato real sobre el impacto positivo de la piratería digital en el género urbano latino; la entrada de la era de streams y views; y el proceso de adaptación a las nuevas olas musicales.


Inicialmente, Ganda se dedicaba al periodismo musical. Aproximadamente desde el 2006, estuvo a cargo de las entrevistas de Reggaetón PH, una sección semanal del diario boricua Primera Hora. En una ocasión, entrevistó a Alexis & Fido. “Casualmente, ellos conocían unas cosas digitales que yo hacía, y me llamaron otro día y me dijeron que querían hablar conmigo, para saber cómo podían ‘piratear’ canciones”, cuenta. Era una época menos avanzada de la distribución online, y algunas figuras del reggaetón optaron por la piratería para difundir su música. Jonathan pronto empezó a vender shows de ‘los Reyes del Perreo’, y descubrió su verdadera vocación de mánager. Desde el 2009 hasta el 2017 manejó a Baby Rasta y Gringo. Con el manejo de Ganda y la producción de Santana, el dúo lanzó “Na Na Na Na Na” en el 2011, y acumuló un millón de reproducciones en menos de 24 horas, un hito para dicha época (que incluso sigue siendo una marca impresionante).

JONATHAN DE JESÚS GANDARILLA | Fotografía by Giován Cordero

“Era el inicio de una nueva era del reggaetón. Hubo un espacio antes del 2013: J Balvin y Farruko estaban entrando a Estados Unidos, y J Álvarez estaba pegado con ‘La Pregunta’. La primera canción de reggaetón que había entrado al listado de Latin Airplay de Billboard en no sé cuántos años. Se me ocurrió ir detrás de la radio americana”, señala Ganda. La oportunidad llegó en la segunda mitad del 2013 con el lanzamiento de “Me Niegas”, que convirtió a Baby Rasta y Gringo en “el primer dúo de reggaetón que superó los 100 millones de reproducciones”, según el mánager. Por primera vez en su carrera, la legendaria dupla sonó en las radios estadounidenses y entró a las listas de Billboard. En el proceso, una nueva generación los conoció, lo que abrió puertas para ellos y para Ganda. Con un mayor poder de alcance, el empresario fundó The Golden Army junto a The Golden Boy. El nombre lo sacaron de una idea de Fido, en medio de un brainstorming en búsqueda del título para un álbum. “Nos dijo, ‘deben llamarle como el army (ejército) de oro’, porque Santana es el Nene de Oro, y nos gustó”, explica. En una ocasión, Santana le dijo a Ganda que Noriel quería cantar, pero para su sorpresa no era reggaetón sino trap. “Yo no sabía lo que era; cuando me lo enseñan, dije, ‘¿estás loco? Él no puede cantar eso, eso no entra en la radio’. Yo venía de trabajar con Baby Rasta y Gringo, de trabajar la radio, de trabajar los medios, y que me enseñen algo con todas las palabras sucias habidas y por haber… Yo estaba negativo”, rememora.


Santana, aclamado productor de temas pop al nivel de “La Tortura” de Shakira y Alejandro Sanz, también sentía cierto escepticismo. “Siempre me gustó el trap pero, en un principio, no pensé que iba a tener una aceptación tan grande. Estaba tan acostumbrado a hacer música comercial que tan pronto empecé a escuchar esta música con una temática tan obscena, pensé que no había forma de que esto tuviera salida”, confiesa. Pero como el mismo productor lo dijo, el público cambia, y hay que adaptarse. Ganda también lo sabía, y decidió buscarle un canal comercial al emergente trap. “Me puse a investigar rápido acerca de dónde estaban sonando ellos, y cómo yo podía sacarle dinero a eso. Ellos usualmente subían la música a SoundCloud, y no tenían su música en YouTube, Spotify ni Apple Music ¿Cómo monetizamos eso? Me comuniqué con la gente de SoundCloud, me dieron una versión Beta para monetizar, y empecé por ahí. Los cogí a todos: Bryant Myers, Brytiago, Noriel, Lary Over, Anonimus… Todos se la pasaban aquí (en el estudio). Los organicé, les abrí YouTube y SoundCloud, les abrí sus cuentas para Spotify y Apple Music. Y así fue que escogí a Noriel, aposté todo por él”, destaca.

SANTANA THE GOLDEN BOY | Fotografía by Giován Cordero

En enero del 2016, The Golden Army concibió la idea de ‘Trap Capos’: un disco colaborativo de todos los talentos nuevos del trap latino que se transformó en una plataforma para presentar a Noriel. Ganda estaba negociando el proyecto con Sony Music, y un día recibió una llamada del entonces director de A&R de Sony Music Latin, Jorge Fonseca. “Tengo un concierto de Maluma en Puerto Rico, y quiero calentar la calle fuerte”, le anunció Fonseca. De Jesús propuso una lista de traperos locales con los que el ‘Pretty Boy’ tenía que grabar para que eso pasara, y el ejecutivo de Sony le pidió que le consiguiera una canción. Ganda eligió “4 Babys”, original de su artista Juhn, y con versos de Noriel y Bryant Myers. Se la envió a Fonseca con una advertencia: “mira, la canción habla malo, él (Maluma) acaba de grabar con Ricky Martin, no sé si quiera grabar esto. Olvídate de la letra, escucha la tonada, eso es lo que va a pegar. Si hay que cambiar la letra, se la cambiamos”. Maluma grabó su parte en tres días, sin cambiar nada del contenido. “4 Babys” (a punto de llegar al billón de views en YouTube) fue la primera canción de trap latino en ser certificada con disco de platino por la Asociación de Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA, por sus siglas en inglés). Trap Capos: Season I fue el primer disco exclusivo de trap latino en llegar a la primera posición de Latin Rhythm Albums de Billboard, y número 7 en el Top Latin Albums.


Actualmente, desde la base de operaciones de The Golden Army, ubicada en una “montañita” de Carolina, Puerto Rico, “cerca del aeropuerto”, Santana y Ganda tienen los ojos puestos en el futuro. Firmaron a Juliito, un rapero egresado de la Freestyle Mania de Benny Benni. También están enfocados en seguir desarrollando la carrera de Noriel y Juhn. Además, están negociando la llegada de sus primeros talentos extranjeros. Santana dice que “tenemos varios proyectos de artistas nuevos para la temporada 2020 – 2021”, mientras que Gandarilla revela que tienen en la mira “a un colombiano y a un venezolano”. Al mismo tiempo, los planes están listos para el álbum Trap Capos: Season III, que esta vez no tendrá a un artista principal y presentará un contenido más “limpio”. Aunque la fecha de estreno de la tercera entrega de ‘Trap Capos’ no está definida, esperan sacar dos sencillos este año si la pandemia del Covid-19 lo permite. “Son sencillos con artistas grandes, y hay que hacerles videos, lo que es difícil”, expresa Ganda. “La esencia la vamos a mantener, pero incluiremos a artistas Pop, sin cantar lo que cantó Maluma en aquel entonces. Queremos ampliar la marca de Trap Capos”, detalla. Santana piensa lo mismo, y que “el trap sigue buscando su esquina: cómo evolucionar para mantenerse y que la gente no se canse. Mi opinión personal es que el trap no es música bailable, y como no puede bailarse, tienes que buscar de forma que la gente siempre mueva la cabeza, por eso es más complejo que el reggaetón”.