“Hay vida más allá del rap, nos confesaba Sharif en una reciente entrevista. El colectivo madrileño Agorazein es un buen ejemplo de ello, de haber sabido llevar el hip-hop a otro nivel, a la siguiente fase a la que muchos no han querido pasar por el miedo “al qué dirán”.

Si había escepticismo entorno a su concierto en el teatro Joy Eslava (por aquello del gran aforo del recinto), ellos se encargaron de disipar las dudas sobre el escenario y la gente les devolvió con la misma moneda (500 personas aprox.), llevándoles en volandas desde el minuto uno hasta el final. Pocas veces se vio una total comunión entre público y artista. Si muchos esperaban que por aquello de que el concierto estuviera presentado por una conocida publicación musical independiente, la mayoría de los asistentes fueran “gafapastas”, se equivocaron. Esa fue la excepción.

AGZ invitaron a los gallegos Kaixo vs Cesar a actuar como teloneros, con algún que otro invitado como Duddi Wallace del que seguimos esperando nuevo material. A las 21:30h se retiraban para ceder el protagonismo a Fabianni (DJ) primero y luego al buque insignia de este grupo, C.Tangana. Rompiendo todos los tópicos del hip-hop nacional en cuanto a vestimenta, el “niño bien” echo mano de un teclado y su voz para, a lo James Blake y ayudado por Fabianni (MPC y sampler), anotarse el primer tanto de la noche con “I’ll Be Moving Music” incluido en esa delicatesen musical llamada LOVE’S (2012). Mismo modus operandi que repetiría casi al final con “Bésame Mucho”. Un pensamiento: este chico sabe lo que hace.

Con los MCs Manto y Jerv.Agz completando el line-up del grupo, sin olvidar las apariciones puntuales de Blanco (“Speak Session n. 1”, “New Kids On The Block”, “Bye, Bye Fuck U”), escuchamos -como deben sonar los temas/bases en un directo y en una sala adecuada para ello- del trabajo Kind Of Red “Balas Perdidas”, “Pagar”, “Living Las Vegas” y “I Can’t Get It Out” (fue la canción de cierre), inéditos como “Epokhe”, snippets de varios cortes y el último tema de la factoría recién salido del estudio “AGZ Siempre”.

Todos tuvieron oportunidad de brillar en solitario con las canciones de sus respectivos proyectos, pero ninguno dejaba su sitio sino que se daban la alternativa unos a otros como si fuera una batalla de MCs. Primero Jerv.Agz con “San Quentin Mental” y “Go Back” de su material All Black (2012), después C.Tangana con “Sundays”, “Espalda con Espalda”, “She Said”, “Wings”, “Quiero” y por último Manto con “El Corro” y “The Party is Over”. Unidos, disfrutando con lo vivido y conscientes del paso que han dado.

En ningún momento el escenario se les hizo grande, al contrario, supieron moverse sobre él y aprovechar sus dimensiones como aquel que acostumbra a jugar en grandes pabellones. Vimos a un grupo con ambición, llamado a marcar una nueva era dentro del hip-hop nacional y que tiene en C.Tangana a un líder con carisma, algo fundamental. Las bases están bien asentadas (no sólo las musicales), toca continuar luchando por un sueño que comenzó en 2008 y tener una idea muy clara en la cabeza: cuanto más lejos lleguemos, mejor. El rap no debería tener fronteras ni barreras. El show debe continuar, y ellos lo saben. “Sky is the limit”, que diría Biggie.