Anderson Paak es cualquier cosa menos un recién llegado a este juego. Después de unos cuantos años luchando por hacerse un hueco en la competitiva escena del hip-hop y el RnB alternativo de Los Ángeles (California), este californiano fue tocado por la varita mágica de un tal Dr. Dre y todo cambió de repente. Convertido en uno de los hombres del momento, Paak comienza 2016 con Malibu, un segundo disco que desde ya suena en casi todas las quinielas de lo mejor del año que acabamos de inaugurar. Con estos antecedentes, era casi una obligación para nosotros hacerle pasar por nuestra concurrida sala de interrogatorios.

 

UMOMAG.com: Los más iniciados puede que recuerden el material que has lanzado estos años como Breezy Lovejoy o como parte de NxWorries. ¿En qué se diferencian Anderson Paak y Breezy Lovejoy? ¿Es un Aka que podemos dar definitivamente por enterrado?

Anderson Paak: Nunca se sabe. No creo que haya diferencia, se trata más bien de una evolución, todo es parte del mismo viaje. Ha habido muchos artistas que exploran otros caminos y que usan distintos nombres o forman parte de un grupo; siempre me han interesado artistas como David Bowie, Madlib, Cee-Lo o incluso Miles Davis. Todo forma parte del viaje musical, no quiero dar nada por muerto. Tenéis que estar atentos…

UMOMAG: En este sentido llama la atención que muchos medios hablen de ti como un artista nuevo o emergente, cuando ya llevas tiempo en este juego. ¿Hasta que punto te molesta el que muchos medios no se hayan fijado en ti hasta tu colaboración con Dre?

AP: No, es algo normal. No me extraña. Hubo un momento en que nadie prestaba atención a lo que hacíamos pero hemos trabajado duro para cambiar la situación. Y ahora queremos darle aún más duro, ya que los medios y el público se fijan en lo que hago. Me gusta esa situación porque voy a darles algo de lo que hablar.


UMOMAG: Hablando de Compton, la pregunta es obligada. ¿Cómo surgió esa llamada de Dr. Dre para entrar a trabajar en el estudio?

AP: Me llamó el A&R del proyecto, Ty Cannon, y me preguntó si estaría interesado en trabajar en el nuevo proyecto de Dre, que incluiría producciones de DJ Dahi y DJ Khalil. Al principio dije: “Ya veremos”… No tenía muy claro si trabajar con Dre era o no cierto pero resultó que sí. Fui a grabar y la primera persona con quien coincidí fue Dre, que se mostró muy amable. Al entrar al estudio conocí a Mez y Justus; me dijeron que les encantaba mi tema “Suede” y que tenían varios beats de Dahi y Khalil que pensaban que se adaptaban bien a mi estilo. Los escuché y me gustaron mucho, así que dije: “¡Manos a la obra!”. Dre no había escuchado aún Suede y al principio me puse algo nervioso… Le dieron al ‘play’ y Dre la repitió tres veces; a partir de ahí, comenzó la historia y estuve en el estudio casi a diario.

UMOMAG: Teniendo en cuenta que también eres productor, ¿cómo fue trabajar con Dre? Siendo un tipo con casi 30 años de carrera a su espalda, ¿hubo algo que te llamara la atención de su forma de trabajar?

AP: Fue increíble. Nuestros estilos de producción son similares, nos gusta trabajar con músicos en vivo y colaborar con otros productores. Es alguien que sabe sacar el máximo partido a los músicos y productores que congrega en la misma sala. Fue genial estar en esa atmósfera porque me resulta familiar. Nos llevamos muy bien en el estudio, me encantó la experiencia.

La atención que presta a cada detalle. Siempre busca el sonido y la toma correctos, no duda en trabajar para lograrlo. Creo que ha entrado en una nueva etapa de su carrera, ahora se ha abierto más y las grabaciones no se eternizan. Me divertí mucho en el proceso y llegué a pensar que quizá puedo hacer un álbum con él en cuestión de un mes… ¡Sería una locura! Además, es uno de los mejores productores vocales que conozco.

CRECÍ INFLUENCIADO POR GENTE COMO KANYE WEST O ANDRÉ 3000, QUE COMENZARON HACIENDO HIP-HOP MÁS O MENOS ORTODOXO Y EVOLUCIONARON HACIA ALGO TOTALMENTE DISTINTO

UMOMAG: Vienes de Oaxnard, un lugar que cualquier aficionado asocia a la parte más indie del rap de Los Ángeles. ¿Por qué crees que Oaxnard ha tenido siempre un sonido o un estilo tan concreto dentro del rap de californiano a lo largo de estos años?

AP: Nuestra ciudad está a las afueras de LA y eso nos dota de cierta perspectiva. Es un entorno diferente, a pesar de la cercanía; se trata de una ciudad pequeña que no es demasiado ‘conflictiva’. Hacemos las cosas desde otra perspectiva porque no venimos de un área al estilo de South Central donde han nacido grandes estrellas; es un poco como si viéramos las cosas desde fuera.

UMOMAG: Escuchando tu álbum es imposible no pensar en artistas como Bilal o todo ese neo-soul de la segunda mitad de los 90 en adelante. ¿Son una referencia para ti o simplemente partís de lugares muy similares para realizar vuestras propuestas?

AP: Bilal es uno de mis héroes, definitivamente. Otros artistas de ese estilo también han tenido gran influencia sobre mí. A veces he tenido la impresión de que en el RnB no había identidad, que todo el mundo sonaba igual sin importar su zona de procedencia. En Malibu he intentado poner de nuevo en la palestra el sonido de D’Angelo al trabajar con Premier o el de Bilal con J Dilla, en vez de cantar sobre un beat de trap intentando sonar como Drake o algo por el estilo.


UMOMAG: Siguiendo con este tema, muchos han visto con esperanza el renacimiento del sonido neosoul en los discos de artistas como Kendrick Lamar, Mick Jenkins o incluso el Compton de Dre en el que participaste. ¿Crees que es posible aplicar esta etiqueta neo-soul todavía? ¿Te sientes cercano a esos artistas o crees que tu propuesta es realmente única y no puede ser comparada a la de ellos?

AP: Creo que depende del público. No me planteo las cosas a nivel de etiquetas o de géneros, eso se lo dejo a los demás. Me limito a hacer mi música sin pensar en cómo la va a etiquetar la gente; ese rollo de decir que haces neo soul me parece algo ridículo… Hago la música que hago y a gente como tú le corresponde categorizarla para digerirla mejor. Aunque nos movemos en el terreno del soul, del funk, del R&B y del hip-hop intentamos hacer algo que hasta ahora no se ha hecho.

UMOMAG: Las 11 nominaciones a los Grammy de KDot es algo histórico para el mundo del hip-hop. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

AP: Creo que es asombroso. Ha puesto el listón muy alto y eso hace que todos tengamos que superarnos. Me gusta porque eleva el nivel para la siguiente generación de artistas, tanto en el hip-hop como en la música en general. Es una de las mejores cosas que han pasado para el juego.