No nos lo creíamos. ¿Tremendo? ¿El mismo que parecía haberse adaptado a su papel en segundo plano en Chacho Brodas? ¿Nuevo disco? Sólo podemos estar de enhorabuena, porque viene de vuelta el hombre del ritmo acompasado rapeando, el MC de las palabras justas…Padre de dos niñas, maduro y adaptado al cambio que se ha dado en sus casi 10 años de silencio discográfico en solitario, regresa con Lapsus. Esperemos que este disco no sea tal y que tenga continuidad este deseo de volver a estar en el juego repartiendo destreza lírica y cadencia…mucha cadencia.

 

UMOmag.com: ¿Qué ha pasado para que haya transcurrido tanto tiempo sin disco en solitario? Sabemos lo de Chacho Brodas, pero digamos que eso tampoco puede decirse que ocupe todo el tiempo del mundo.

Tremendo: Han pasado varias cosas, he estado con Chacho Brodas y haciendo alguna colaboración. Pero en lo personal, ha aumentado la familia y he tenido dos hijas y eso te quita mucho tiempo y tampoco he encontrado el momento. Quería estar con ellas y disfrutar este momento y cuando ha estado todo organizado he decidido ponerme a trabajar…y así fue. Aunque bien es verdad que se ha hecho un poco largo. Pero bueno, todo llega.

UMOmag: El disco combina letras que lindan la filosofía con instrumentales que llaman a mover los brazos en el club. ¿Cómo se pueden combinar ambas caras de la misma moneda?

T: El sonido tira un poco a club, pero tiro de letras que lleguen un poco, siguiendo esa línea de siempre. Hay temas que son de club, pero que los enfoco a mi manera y desde otra perspectiva, de manera que lo puedes escuchar tranquilamente en casa y quedarte con la letra y también lo puedes bailar y moverlo. Me gusta arriesgar y llevarlo un poco a mi terreno, es lo que he hecho básicamente. Hay que saber moldearlo y llevarlo por el sitio que yo quiero y trabajarlo, no hay técnica, es difícil explicarlo, pero soy yo.

UMOmag: ¿Qué ha pasado para que no haya ni una sola base de Griffi en el disco? Todo el mundo parece que sale “escopetado” de Del Palo.

T: No ha pasado nada, simplemente decidí hacer mi disco bajo un sello y una plataforma propia en el que lanzaría este disco y si hay alguna referencia luego más, podrá salir con el tiempo… De momento, estamos trabajando en Lapsus. No ha pasado nada, él tiene sus historias, está con Chacho y yo quería tirar por aquí, con otros productores, sacar con el sello, tener el control de todo.

UMOmag: ¿Cómo afrontas el cambio de las directrices de la industria discográfica? ¿Te olvidarás del soporte físico o lo editarás para los nostálgicos?

T: Ha cambiado todo, porque cuando yo edité Vidalogía casi no había nada en digital, salía en formato físico y no estaba tan al día el formato digital, ni webs de descarga. Pero bueno, lo llevo bien, te hace que te adaptes a los tiempos, porque no te queda otra. Vas absorbiendo todo sobre la marcha y hay que estar a tope. Si son otros tiempos, y hay que trabajar de otra manera, pues se trabaja diferente. He tenido al suerte de retomar con K Industria y vamos a ir con MP3, con descargas, CD y tiraremos unos 500-1.000 vinilos. Quiero hacerlo exclusivo porque sé que hay gente que le gusta y que lo quiere tener. K Industria trabaja muy bien y ha habido con Enrique mucha fluidez y trabajan muy bien.

UMOmag: El álbum bebe de un sonido que en cierto modo ha sido instaurado o recuperado para el Rap por Chirie Vegas con Shadows. ¿Por qué ahora todo el mundo mira hacia este tipo de instrumentales sombrías y electrónicas? Un ejemplo claro es “Lost In Music”.

T: La intención mía siempre ha sido la de arriesgar en el sonido y hacer cosas diferentes. Simplemente ha sido un cruce de caminos, no tiene ninguna intención hacer el disco de esta manera. Ya en Vidalogía tiraba mucho de sonidos electrónicos, de cosas diferentes, otras atmósferas y es una coincidencia, es una etapa de lo que ha pasado en Vidalogía hasta ahora.

UMOmag: ¿Cómo se llega al corazón de Tremendo sin tocarle el pecho? ¿Qué importancia ha tenido el papel de tu pareja para llegar a este Lapsus?

T: Se puede… (risas). Para mí, la música es mágica y te llega sin tocar el pecho, está en el aire y hay que disfrutarla y te puede llegar. El tema de adelanto está teniendo buena acogida, habla de que trabajas  sobre las palabras, pero que no sólo las palabras tienen sentido, sino también los hechos.

Me han apoyado mucho, el hecho de que hayan nacido mis hijas me ha hecho disfrutar de cada momento con ellas. De hecho, en la intro del disco hacen su aportación, han tenido mucha importancia por los ánimos. Las llevo en el coche de camino al cole y ya me están pidiendo los temas. Son mis mayores críticos, a veces algo crueles (risas). Ya tienen tema preferido (“Timothy”) y se la saben al dedillo ese cacho, les gusta y me preguntan.