Wayne Wonder es uno de esos cantantes que pueden presumir haber tocado el cielo del estrellato con sus manos. Lejos de haber sido un “one hit wonder”, este jamaicano residente en Miami (USA) vuelve por sus fueros con My Way tras haber vivido la borrachera del éxito planetario hace casi una década con “No Letting Go”. Con su depurada faceta de productor y con una voz de seda…Wayne vuelve a nuestros tímpanos por Navidad.

 

UMOmag.com: Wayne Wonder regresa con My Way. ¿Quiere decir el título que hasta ahora habías seguido otros rumbos artísticos distintos a los deseados?

Wayne Wonder: Sí, es así en cierto modo. Siempre he intentado tener el control, pero en esta ocasión se trata de un control absoluto. Tengo mi propio sello, elijo el material, hago el tracklist.… Es Wayne Wonder al 100%.

UMOmag: Han pasado 5 años desde Foreva. ¿Por qué tanto tiempo de espera? ¿Reflexión, descanso o simplemente querías dar lo mejor de ti mismo?

WW: No quería hacer las cosas de forma apresurada, ni editar cualquier tipo de material. Además, tenía que resolver ciertos aspectos legales relacionados con mi carrera. Hasta que no estuve totalmente desligado de VP Records, no quise publicar trabajo alguno, ¿sabes?

Wayne Wonder es mejor persona en este momento, y además soy mejor artista. Soy mi propio ingeniero de sonido, me grabo a mí mismo y elaboro mis canciones… Lo hago todo yo mismo. No hay ningún tipo de presión, cuando quiero grabar lo hago sin problemas; es una bendición para mí.

UMOmag: En este período de tiempo se ha encarcelado a tu buen amigo Buju Banton. ¿Cómo has vivido ese suceso en primera persona?

WW: Es un buen amigo y ha vivido momentos duros. Pero es una pena que alguien con tanto talento esté entre rejas. Todos estamos tristes por él, pero rezamos y creo que lo superará. No es un camino fácil…

UMOmag: Eres uno de los ejemplos de mayor proyección internacional del Reggae a nivel planetario. ¿Te sientes orgulloso de ello o es toda una responsabilidad? ¿ha sentido algún tipo de presión por este motivo?

WW: Me limito a hacer mi trabajo y jugar mi papel. Creo que siempre hay que hacer las cosas lo mejor posible y la verdad es que estoy orgulloso de lo que dices y de formar parte de ello, estar en esa categoría.

No, porque mi música es como una terapia y sólo quiero que la gente aprecie mi música del mismo modo que lo hago yo. Y supongo que este camino nos llevará a algún sitio… Pero quiero que aprecien la música, esa es mi filosofía: no se trata del reconocimiento, del ego, sino de la música y del mensaje que se transmite. Y soy una parte de ese movimiento, de expandir unas ideas. No hay presión, sólo quiero transmitir el mensaje.

UMOmag: Tu tendencia a sonidos cercanos al Hip-Hop se puede catalogar como un guiño al mainstream. ¿Huyes de las etiquetas?

WW: No me incluyo en ninguna categoría. Y cuando digo esto hablo de la música. Siempre que la música sea real, no importa de dónde venga. El reggae, la música africana, india o inspiracional vienen de alguna parte… No importa cómo la hagas, dónde o cómo, la música es música. Por eso no me gusta categorizarme; cuando la gente dice que soy un artista reggae, dancehall, o incluso pop, no hago caso. Espero que el público sea quien decida. Hago la música que siento; si estoy triste, la música expresará tristeza y si estoy enamorado, eso se reflejará… Al final es mi corazón el que canta; soy un vocalista y puedo componer dentro de cualquier género musical. Soy compositor y escribo sobre la música que siento; del mismo modo, si hay un beat que no me convence, no escribiré sobre él. Así veo mi música.

UMOmag: Cada vez más, el reggae-dancehall trae a la palestra nuevos talentos, como Popcaan o Romain Virgo. ¿Crees que la música jamaicana está en su mejor momento?

WW: Romain Virgo lo está haciendo muy bien, desde mi punto de vista. Hay otros artistas nuevos que no tienen mucha sustancia, pero Romain Virgo representa. Es todo lo que puedo decir. En cuanto a los DJs y el dancehall es difícil comparar, porque yo he estado de gira con uno de los más grandes, Buju Banton; y así es difícil comparar, hay mucho camino por recorrer…

UMOmag: El tema de la violencia en Jamaica es un tema espinoso. Digamos que tu música intenta insuflar ánimos y amor a quienes le escuchan. ¿Tienes alguna receta para esas juventudes que cada vez más tienen la violencia como escapatoria?

WW: Siempre hay que mostrar amor y amarse a uno mismo. Esta generación está un poco pasada de vueltas, hay que rezar por ellos. Si rezas, hay posibilidades de que todo sea mejor, ¿sabes?