Es uno de los MCs más activos del hip-hop americano y también de los que más se habla últimamente. Componente del dúo de éxito Clipse junto a su hermano Malice, Pusha T sabe que le llegado su momento de brillar y no quiere dejar pasar la oportunidad. Kanye West le puso un contrato encima de la mesa para unirse a su sello G.O.O.D. Music, y él no lo dudo ni un sólo minuto. Con la inminente llegada de la compilación Cruel Summer y con su álbum debut en solitario en camino, Pusha T es el nombre a seguir.

 

UMOmag.com: Naciste en el Bronx (NYC) pero creciste en Virginia. ¿Cómo era la vida en la zona de Virginia cuando eras pequeño? ¿Qué recuerdos tienes?

Pusha T: Estaba bien. Era una buena mezcla cultural para el hip-hop. Teníamos diferentes… Como te he dicho, Virginia es un crisol para el hip-hop. Es uno de esos lugares con una gran cultura musical: The Neptunes, Timbaland & Missy, Teddy Riley… Todos ellos tuvieron gran impacto en esta área. Además, Virginia Beach era el lugar donde todo el mundo se congregaba en el Labor Day Weekend, un poco como ocurre ahora en South Beach en Miami; antes era así para Virginia Beach. Por tanto, era uno de esos lugares que tuvo una gran influencia. Si escuchas a algunos clásicos del hip-hop de finales de los 90, como Raekwon o Biggie, mencionan a Virginia Beach.

UMOmag: ¿Cómo dos chicos jóvenes de barrio como tú y Malice se topan con Pharrell Williams en su camino?

PT: Mi hermano estaba en un grupo de rap con Timbaland, y era conocido en la zona como uno de los mejores rappers. Pharrell y yo teníamos una amiga común, una chica con la que él quería salir… cuando supo que ella y yo éramos amigos, comenzamos a hablar y mi hermano salió a relucir en la conversación. P decía: “Tienes que traerlo al estudio, por favor. Tu hermano es un jefe, le he escuchado y es muy bueno…”. A partir de ahí, Timbaland comenzó a trabajar con Jodeci y con todo ese equipo y empezó a distanciarse. Con esa situación, Pharrell y mi hermano se pusieron en contacto.

UMOmag: Lord Willin es un muy buen disco de hip-hop, con temas de gran éxito como “Grindin'”. ¿Podías imaginar que diez años después de su lanzamiento se convertiría en un clásico de la cultura hip-hop?

PT: Sí, lo pensaba. El sonido era súper nuevo y se editó en una época genial para nosotros y todo lo que nos rodeaba. Nuestra lírica era hip-hop de la calle pero la producción era muy futurista, muy diferente a lo que The Neptunes (los productores del disco) hacían en el resto de sus proyectos, como “Hot In Herre” de Nelly o los temas de Mystikal. Ellos tenían mucho éxito con ese tipo de temas, pero también tocaron un hip-hop más “de verdad” con canciones como “Grindin'” o “Cot Damn”. Por tanto, era un sonido y un concepto muy diferente de lo que la gente esperaba.

UMOmag: Con la publicación de tres álbumes y gran repercusión en USA, Malice y tú decidís separaros y comenzar vuestras carreras en solitario. ¿Fue duro para vosotros? ¿Habrá reunión del grupo en el futuro?

PT: Realmente no nos separamos nunca, somos hermanos… Tenemos planes para grabar un nuevo álbum y creo que se llevarán a efecto, pero Malice quería tomar una dirección distinta… De todos modos, siempre hemos intentado construir la marca Re-Up, aunque hagamos proyectos en solitario. Pero es inevitable que sigamos haciendo música juntos.

UMOmag: Hace dos años, en septiembre de 2010, firmaste un contrato discográfico con el sello de Kanye West, G.O.O.D. Music. ¿Por qué decidiste fichar con él y no con otra discográfica? ¿Fue la mejor oferta?

PT: En primer lugar, Kanye me hizo una gran oferta. Y en segundo lugar, conectamos al instante, tio. La cosa no empezó porque yo buscase un contrato discográfico, sino porque colaboré en su álbum. Y así fue, conectamos en el estudio, tenemos gustos afines, buena conversación… Todo fue al unísono. Y creo que ha funcionado muy bien para los dos.