No todo es color de rosa para Rita Ora. Después de varios años intentando editar un álbum de estudio en los Estados Unidos, la cantante británica ha demandando a su sello Roc Nation y a su propietario Jay Z por “torpedear” su carrera. Ambos se están viendo las caras en los tribunales estos días.

La coach del programa ‘X Factor’ presentó la demanda a finales de la semana pasada en un tribunal de Los Ángeles (California), donde actualmente tiene fijada su residencia, alegando que su discográfica la había dejado “huérfana” cuando cambió su enfoque a la gestión deportiva y otras actividades.

Cuando Rita firmó, Roc Nation y sus altos ejecutivos estaban muy involucrados con ella como artista”, según informa la denuncia. “A medida que los intereses de Roc Nation se diversificaron, hubo menos recursos disponibles y la compañía sufrió una puerta giratoria de los ejecutivos. Los apoyos a Rita en la compañía se redujeron o trasladaron a otras actividades, hasta tal punto que ella no tenía ninguna relación con nadie de la empresa”.

Ora, quien lanzó su álbum debut ORA en el Reino Unido en 2012, se acoge a la “regla de siete años” de California que termina los contratos de servicios personales. Ella firmó con Roc Nation en 2008 a los 18 años de edad, y ahora afirma que ha estado “paralizada” después de que el sello cambió la distribución de Sony a Universal, y la dejaron en Sony Music.

Habrá que esperar para conocer la resolución del juez y ver si la intérprete de “Body On Me” consigue su libertad artística y correspondiente indemnización económica.

[divider]VIDEO[/divider]