Con ‘El Renacido’ de Alejandro Gónzalez Iñárritu como película triunfadora de la noche (Mejor Actor y Mejor Dirección), la edición 88 de los Oscars celebrada ayer (28 Feb.) en el Dolby Theatre de Los Ángeles sirvió para coronar al artista británico Sam Smith.

El londinense recibió la estatuilla a Mejor Canción Original por su interpretación de la canción “Writing’s On The Wall” para la banda sonora de la película ‘007: Spectre’, al igual que hiciera el mes pasado en la gala de los Golden Globes Awards. Acompañado por su inseparable amigo, el compositor Jimmy Napes, Smith subió a recoger su Oscar enfundado en un elegante smokin negro. En su speech, no dudó en reivindicar su condición sexual y dedicar el premio al colectivo de LGTB. “Estoy aquí y me siento orgulloso de ser un hombre gay”.

Sam Smith, quien se impuso a Lady Gaga (“Til It Happens To You”) y The Weeknd (“Earned It”), es el segundo artista británico en conseguir el Oscar en los últimos diez años. En 2012 fue su compatriota Adele, con otra canción de la famosa saga James Bond (“Skyfall”).

El documental ‘Amy‘ sobre la desaparecida Amy Winehouse, dirigido por Asif Kapadia, también se alzó con el Oscar.