3. ANTHONY HAMILTON – “Comin’ Where I’m From” (2003)

Heredero de esas voces que conmueven conciencias y epidermis, Hamilton no se desvió musicalmente hasta que vio que no tendría el impacto internacional que merecería por sus dotes artísticas. Ese pivotar entre lo nuevo (por su edad) y lo antiguo (por sus devociones) le ocurre a muchos vocalistas y acaban reduciéndose a un circuito de nostálgicos. Podríamos haber puesto la apabullante “Do You Feel Me” pero este himno…fue el inicio de todo.