MORA | Fotografía cortesía de Rimas Ent.

Mora (Gabriel Mora Quintero) se dio a conocer a través de Soundcloud, siendo parte de la misma generación musical que Eladio Carrión, Brray y Joyce Santana, Junto a ellos, obtuvo su primer hit, “Pensabas”, el cual también coprodujo. Estrenado a finales del 2017, gozó de crecimiento orgánico online, alcanzando 3 millones de reproducciones en Soundcloud y 38 millones en YouTube, repartidos entre el audio oficial y un video lírico no oficial.

Su voz aguda, pero densa -reforzada por sus constantes alergias- fue escuchada por el poder fáctico de Rimas Entertainment, y por el poster boy de la compañía, Bad Bunny. Y Mora firmó con Rimas, pero su nombre cobró reconocimiento en el 2020, al cantar en el tema “Una Vez”, y escribir los intros y coros de “La Difícil” y “Soliá”; todos del segundo álbum de ‘El Conejo’, YHLQMDLG (2020).

Ahora, Mora se prepara para lanzar su álbum debut, Primer Día de Clases, este verano. Del cual lanzó dos sencillos, “Pégate” y “No Digas Nada”, junto a Farruko. Habló con nosotros sobre ello, y mucho más.


UMOMAG: ¿Sientes que te llegó tu momento?

Mora: Pues claro (entre risas). Creo que este es el año para sacar toda la música, para que la gente escuche lo que hay.

¿Planeas seguir escribiendo para otros artistas?

En verdad, no lo descarto. No es que esté 100% concentrado en eso, pero si se me da alguna oportunidad, que surja natural y que haya buena química, pues yo estoy positivo siempre.

¿Alguna composición tuya que esté por salir?

Acho (sic), sí. Hay unas cuantas que van a salir ahora, pero no te puedo decir. Me meto yo en problemas con el mismo artista, porque todavía no sé si quiera anunciarlo. Pero sí, van a salir muchas cosas que ha escrito estos últimos meses.

¿Qué impacto ha tenido el manejo de Rimas Ent. en tu carrera?

En verdad que brutal. Están pendientes siempre a que yo esté corriendo bien. En verdad soy una persona bastante desorganizada, ellos me ayudan a organizar todo lo que tengo y a ejecutar.

¿Y cómo conectaste con la gente de Rimas?

A través de Noah (Assad), que es el jefe. Él me escucha a través de su hermano, que seguía mucho mi música. (Noah) empezó a escuchar mi música y empezó a gustarle. Por otro lado, ya el hermano de Benito (Bad Bunny) y parte de su corillo también me escuchaban. Por ahí le empiezan a enseñar mi música, hasta que llegamos a un acuerdo y firmé.

¿Cuáles son las mayores diferencias entre el Mora de Soundcloud y el Mora de ahora?

Creo que el Mora de Soundcloud estaba ahí, como quien dice, practicando, escuchándose, encontrándose. Ahora yo siento que encontré mi voz. La química que había antes en el estudio ahora es bien diferente. Antes estaba empezando, estaba realengo. Ahora voy con un plan, voy con otra mentalidad, ya con mi voz definida.

MORA | Fotografía cortesía de Rimas Ent.

¿Por qué decidiste ponerle Primer Día de Clases a tu disco debut?

Yo ya estaba sonando por ahí, en Puerto Rico, en Chile y en varios países, pero era más underground. Ahora que salí en el disco de Benito, que todo el mundo empieza a buscar mi música, yo siento que este álbum es mi primer día en el género. Este álbum es para enseñar lo que vengo a aportar.

¿De dónde sacaste la inspiración y cuánto te ha llevado grabarlo?

Hay canciones que las grabé hace una semana, y hay otras que están grabadas hace un año. Hay de todo. El álbum tiene de todo, desde un desamor hasta yo rapeando.

Sabemos que estudiaste poco tiempo algo de administración de empresas, y que estuviste en un programa de la Universidad de California en Berkeley. Eres un tipo culto.

Sí, sí. No terminé, pero estuve como un año y medio en el programa de Berkeley. Lo que yo sé de producción, y lo que sé de todo lo que tiene que ver con la música, fue porque lo aprendí (formalmente). No estoy inventando ni improvisando. Cuando entré a Berkeley, no quería tirarme tan rápido a una carrera de artista. Quería estudiar para después hacerlo, pero todo se dio muy rápido, y tuve que ejecutar.

Al principio de tu carrera hacías los beats y las portadas de tus temas, además de escribirlos y cantarlos. ¿Cómo fue la dinámica durante la creación de este álbum?

Yo surgí con el concepto de que sea como el Primer Día de Clases, y del resto, siempre estoy pendiente de las portadas de los sencillos, los videos… todo, aunque no lo haga yo. Todo tiene que pasar por mí, ¿me entiendes? Me gusta tener el control de lo que está pasando y de lo que va a salir. Benito me está ayudando en todo lo creativo. Incluso, el cover del tema de Farruko lo hizo él, porque yo le dije que no me salía nada. Le dije, “mira, vamos a ver si a ti te sale algo”. A los 25 minutos me envió eso.

¿Cómo es tu relación creativa con Bad Bunny? ¿Cómo os conectásteis a nivel artístico?

Le conocí hace como un año y medio, o dos años, mucho antes de trabajar. Ya mantenía una relación más como panas (amigos). O sea, él respetaba mi música, siempre le ha gustado, pero no habíamos trabajado. No fue hasta ahora. Cuando empezamos a trabajar, ya teníamos esa relación de panas.

Lo bueno de “No Digas Nada”, tu canción con Farruko, es que sabe a verano, suena fresca. Eso es bueno en medio de la pandemia, porque no solo se tienen que hacer canciones para concienciar, también hay que tener música para olvidarse, ¿no?

Sí, sí. Aunque la gente no pueda ir a la playa, al menos que se sientan que están allí.