Griffi no sólo sobrevivió a un dúo legendario (Sólo Los Solo), sino que supo mutar en un proyecto que ha acaparado las miradas y los tímpanos desde su lanzamiento. Chacho Brodas aglutina esencia, presencia y resistencia. Resistencia a creer que todo está inventado y que no queda nada que ofrecer novedoso. Prozak… en tu farmacia más cercana. Se recomienda suministrar en dosis sin ninguna receta más que la de la mente  abierta.

 

UMOmag: Nos acercamos a 2015. ¿Crees en el advenimiento del funkarreo o ya es una entelequia?

Chacho Brodas: (Griffi) No no, creo fervientemente en el advenimiento del funkarreo de 2015. Creo que vamos por muy buen camino, nosotros concretamente (risas).

UMOmag: Lo que se desprende de Chacho Brodas es que es una formación en la que todo el mundo es bienvenido, siempre y cuando haya química musical. Se han aceptado nuevos miembros en este nuevo proyecto. ¿Cómo son los “castings”? ¿Entre cervezas, en el estudio o las dos cosas?

CB: (Griffi) Entre cervezas en el estudio y… La verdad es que en esta ocasión incorporamos a Kunta y tal pero ha sido muy progresivo. Y en estos tres años…no fue el primer año que dijimos “pam” sino que empezamos a hacer cosas que ya lo habíamos hablado de antes, se fue forjando y al final como que lo vimos claro las dos partes y fue súper natural.

UMOmag: Lo de arrancarte definitivamente a rapear, con mayor profusión al menos, es una de las sorpresas de este Prozak. ¿En los directos vamos a poder verte también hacerlo o sólo en el disco?

CB: (Griffi) Sí, sí, claro, claro, me pegaré mi par de temas seguro.

UMOmag: Hablando de los directos, la contribución de Mbaka es poco menos que imprescindible. Esta manera de conceptuar los shows también fue un avance en su momento. ¿Cómo valoras el trabajo de Basilio en el proyecto Chacho Brodas?

CB: (Griffi) Como bien dices, es imprescindible, es el alma de la fiesta que llevamos los Chacho en directo y es un poco el conductor, no sé, yo lo veo que es imprescindible, pero bueno, no sé. Valoro su trabajo…ya con los Sólo, desde el principio siempre se ha hecho valer mucho y aparte va subiendo más, al pavo no hay quien se le acerque (risas).

UMOmag: Si alguien escucha Prozak de nuevas se sorprenderá de lo marcianas de las letras. ¿La jerga cósmica es una marca de la casa inquebrantable?

CB: (Griffi) Sí, supongo. Si yo me he puesto a hacer esos temas era porque…si alguien tiene claro el rollo de Chacho, conceptualmente, sería yo que en su momento empecé a formar el grupo sin grupo. Antes de que hubiera más miembros en el equipo, yo estaba ahí dándole vueltas a mi funkarreo. Y en este disco surgió de manera bastante natural, el tema de coger y hacerme unas letras que acercara más las letras que se han escrito para Chacho, era como que faltaban esas letras para acercar más filosofía de Chacho y para dejar claro estos puntos. Ahí están “Coco y Plátanos” (se ríe), ahí están estos temas que eran necesarios para acabar de entender un poco el concepto de Chacho, se habían dicho cosas pero no todas.

UMOmag: ¿Cómo planteas inicialmente el concepto de Chacho Brodas cuando te encuentras con tus compañeros en este viaje?

CB: (Griffi) En principio, Chacho Brodas iba a ser un proyecto totalmente experimental buscando gente para llevarlo en directo de esa manera. Luego, lo que pasa es que se ha ido volviendo un pelín más convencional entre comillas grandes y pareciendo más una banda de rap, pero el rollo de Chacho iba a ser en un principio bastante “experimental” y bastante cachondo (se ríe).

UMOmag: ¿Por qué Kunta K? ¿Por ser el rapero con mayor “swagg”? ¿Ya hemos dado la respuesta o influyeron otros factores?

CB: (Griffi) Ya te digo que no ha habido casting, sí que hubo un momento que tenía como ganas de probar cosas, no llegué al casting, sí que estuve escuchando mucha gente pero lo de Kunta fue algo bastante natural por él tiene mucho roce con Basilio (son primos) y entonces nos conocemos desde hace muchos años. Ha sido dar un paso hacia el lado…y pum, pero ha sido con Kunta también porque tenemos mucho “feeling” con él, y bueno, hay este rollo y él también ha puesto de su parte y los dos hemos dado un paso.

UMOmag: ¿Te pondrías o pones tus discos para follar o acabas “jartito” de escucharlos?

CB: (Griffi) Acabo harto ya. Cuando hago ya la mezcla final ya acabo cansado. Para follar…me pongo Marvin Gaye o algo así.

UMOmag: La lisergia de las atmósferas que creas musicalmente… ¿Son genialidad, mandanga, mucho estudio o hay de todo?

CB: (Griffi) Supongo que hay de todo. Son de esos días que te levantas, te pones ahí, y cuando llega la hora de comer y estás todo colocado dices “joder, ¿no?, qué ha pasado aquí”. Lo miras por la tarde o al día siguiente y dices “joder”, y surge un poco esa magia de la música que sin saber por qué por un día te levantas y apareces ahí. No sé, no son buscados 100%. Más o menos, cuando estás buscando el grueso del LP, el bloque digamos, te mola que haya de todo un poco pero hay temas que llegas a ellos sin saber cómo.