UMOmag: El homenaje a James Brown y su funk sudoroso es evidente en ciertos tracks. Si te dan la oportunidad de remezclar al Padrino, al margen de los ya patentes guiños, y ser original. ¿Con qué lo combinarías?

CB: (Griffi) Le daría un toque espacial, aunque bueno, no sé si nosotros se lo hemos dado, pero a los temas que hacemos un poco ahí la referencia como “Estoy Caliente” y demás…pero sí a James Brown le pondría un poco más espacial, que es quizá el punto que…JB es muy soul, muy punky pero le faltaría ese momento espacial.

UMOmag: El resurgir del Soul en ciertas “produs” nacionales linda lo oportunista y cualquier cosa es llamada funk. ¿La funkadelia se busca, se encuentra o se lleva?

CB: (Griffi) Creo que se lleva. Una vez que has pasado tu época “funky”, es igual que época punk, eso ya lo llevas ya aunque lo hayas vivido de muy joven o más mayor, una vez que la has pasado es como la varicela, ya lo tienes ahí dentro.

UMOmag: Háblanos de esa voz femenina versátil. ¿Quién está detrás de ese terciopelo?

CB: (Griffi) Es Anqui. En realidad, la conocí cuando grabamos el primer disco de Chacho, la conocí por Quiroga y fue como “bueno, hostia, esta chica tiene algo”. Luego curramos en Date Cuenta, ella se movía mejor en inglés y yo en ese momento estaba con el cupo relleno con Aqeel. Y para este disco como que lo tuve claro de incorporarla y también ella durante la grabación. En este disco hemos estado como 3 años que en el último, Date Cuenta, estuvimos como un año como mucho, en este disco hemos trabajado muchos estilos con ella y me ha sorprendido muchísimo la versatilidad que tiene. Ha sido también un trabajo de cuatro, cinco años atrás…de ir haciendo toma de contacto. Hace como un año que viene con nosotros en directo y nosotros estamos súper contentos con ella. Nos aporta el punto femenino y en Chacho no lo habíamos tenido nunca, tampoco con Sólo Los Solo y es como que estamos muy contentos con llevar una chica que se lo monta de este palo.

UMOmag: Las letras rezuman sexualidad explícita. ¿No pensaste en poner en portada poner a una muchacha bien parecida embadurnada de miel o chocolate?

CB: (Griffi) En la portada hace la metáfora de Prozak, nuestro “prozak” es un poco escapar de la realidad de la manera que sea, nosotros proponemos la forma musical y, dentro de la musical, proponemos muchas veces la sexual y en la portada se hace metáfora porque sale una chica distorsionada, que no se le ve la cabeza, y cuando se empieza a ver el cuerpo se ve su mano como masturbándose y justo ahí pone Prozak. Es un poco una metáfora de las cosas que te pueden ayudar a escapar de la realidad por un momento, entonces sí que tiene este puntito sexual. El diseño lo ha hecho el mismo chico que nos hace las portadas de Chacho que es Martin Allais. En principio le pedí una portada, como una opción, bastante sexual y explícita rozando todo, y al final ella sola se ha ido yendo por un camino más sutil, más prozak, más químico.

UMOmag: En comparación con otros discos de Chacho, sorprende la falta de “peso” por parte de Tremendo en este nuevo LP. ¿A qué se ha debido esto? ¿Algún motivo en concreto?

CB: (Griffi) Tremendo ya no está en Del Palo, él va a preparar su disco, si lo prepara, en otro lado. Ya no estamos currando juntos. Igualmente en este álbum de Chacho ya no iba a estar Tremendo, el combo era otro por diferentes motivos. No es nada personal, sino una cuestión de que llevamos ocho años desde que salió Vidalogía y…después de todo este tiempo, si no ha salido…creo que por su parte tiene que pensar en otras soluciones y buscar otras alternativas, y pienso que esto será bueno para él.

UMOmag: Mucho repite colabo en Prozak. ¿Se hicieron las dos el mismo día en un día de inspiración de Oliver? ¿Cuál era tu idea inicial? ¿2 x 1 o lo que le diera la gana?

CB: Claro, claro. Ya llevábamos ahí varios años que no nos veíamos bien y entonces cuando nos vimos…hubo fiesta claro y fue fiesta sucia aquí en el estudio. Llegó a las cinco de la tarde y salimos del estudio al día siguiente, súper mal todos (risas) y cuando revisé el material pues me di cuenta que teníamos tres temas. Hay dos en el disco pero hay uno aparte que pertenece a otra jugada, pero vamos… fue súper intenso. Como que las llevaba guardadas ahí. Con Oliver siempre ha habido esa química, en el estudio y en todas partes, pero en concreto haciendo temas en plan en serie siempre hemos tenido ese punto; en otros discos que he colaborado con él y tal. Y ahora que llevábamos un tiempo sin vernos, para currar, fue como pim, pam.

UMOmag: Teniendo en cuenta que trabajaste codo con codo con Shotta en Profundo y que Toteking aparece en el tema “Mainstream” de lo nuevo de Chacho, ¿significa eso que vas a estar como productor en el disco de Tote y Shotta?

CB: (Griffi) Sí, tengo un par de temas en su disco y la verdad que estoy bastante contento con los dos temas. Son dos colabos ahí de puta madre, en las cuales les hago yo el estribillo y están ahí súper peso.

UMOmag: Ciertos sonidos supersónicos de este trabajo nos llevan al “bouncin’ music”. Los “head bangers” se quedaron atrás, al menos en tu caso. ¿Qué opinas del rap de bombo y caja y cero estribillos que se estila aún en 2012?

CB: (Griffi) El rap es una música que se está manteniendo con el paso de los años porque es muy versátil y porque es capaz de enganchar a mucha gente muy diferente, con sonidos totalmente diferentes. Entonces todo va, todo vuelve… Nosotros ya llega un poco que no sabes ya el estilo que se lleva… Simplemente, hagas el estilo que hagas de rap, hazlo bueno y ya está, que sorprenda. Si haces un rollo noventero, de bombo y caja, pues tiene que tener algo. Hay peña ahora que está sacando un sonido noventero de puta madre pero se nota que es sonido noventero de ahora, y hay otra peña que está haciendo un sonido noventero que es imitación del sonido de verdad de los 90, y claro, para gente que lo ha vivido, no te dice nada. Igualmente cuando un tema está bien hecho, sea del estilo que sea o sea del tal, al final te lo comes. O sea que yo creo que los estilos aburren cuando están hechos un poco o en serie, o sin sentirlo.

UMOmag: ¿Crees que Chacho Brodas está en el lugar que se merece?

CB: (Griffi) Me siento muy afortunado de poder seguir sacando mis canciones, pero me siento muy desgraciado por no ser multimillonario (risas). Nosotros luchamos el día a día para que las canciones de Chacho, para que nuestro rollo en directo le llegue al máximo de gente posible. No hacemos un rollo marciano porque queramos ser marcianos, para mí ni si quiera hacemos un rollo experimental ya, es simplemente tenemos carta blanca para movernos dentro de la música con todo el juego que da. Por un lado, me siendo afortunado de seguir haciendo mi mierda, y por otro lado no perdemos las ganas de llegar al mayor número de gente posible. Seguimos en ello y con ganas de llegar a lo máximo, pensamos que hay muchos temas en nuestros discos que pueden ser radiables, que podrían salir en canales de música comercial o de vídeos, etc. Nos movemos muy libres, no estamos atados ni siquiera a ninguna súper discográfica; aunque la distribución por ejemplo la lleva Warner, nosotros seguimos estando en Del Palo y supongo que esto te da mucha libertad de movimiento pero también luego tienes otras contraposiciones de que no te mueves con los mismos presupuestos que Bisbal o Macaco.

UMOmag:¿Cuáles son tus expectativas para Prozak?

CB: (Griffi) Espero que este disco encuentre más público que otros discos anteriores, porque se lo merece, porque hemos estado trabajando duro en hacerlo compacto y en hacerlo como más cercano, y el cuerpo nos lo pedía así de hacer este tipo de disco. Partimos de que hemos una selección entre unos 50 temas o así, entonces hemos buscado muchas fórmulas y al final no se sabe nunca si aciertas o no pero la intención es llegar con nuestro Prozak al máximo número de peña posible sin ningún tipo de duda.