UMOMAG: A nivel musical este It is. nos da la sensación de potenciar todavía más, la parte mas orgánica y cercana al rhythm and blues clásico de tu sonido. ¿Cómo enfocaste el desarrollo sonoro del disco? ¿Qué novedades crees que aporta a tus anteriores entregas como JMSN?

JMSN: Quería seguir la misma dirección que hasta ahora pero todavía con más fuerza, usar elementos aún más orgánicos, instrumentos reales, para que suenen como yo quiero. La raíz de toda música son los instrumentos, por eso he querido usar instrumentos acústicos. Ha sido un poco diferente, pero no por completo. He maquetado las canciones en un principio para luego producirlas con músicos de verdad hasta encontrar el mejor resultado posible. En el álbum escucharás secciones de cuerda, guitarras o baterías reales… Todo es real.

Me gusta contar con músicos en el estudio de grabación porque no soy capaz de tocar todo lo bien que me gustaría. Me defiendo para plasmar una idea pero si alguien lo toca mejor que yo, prefiero que lo haga esa persona. Quiero que todo suene lo mejor posible y por eso no toco todos los instrumentos siempre… Aunque alguna vez sí.

UMOMAG: Hasta ahora habías definido tu música como RnB psicodélico o incluso ‘Hippy RnB’. La verdad, esta vez lo vemos como una propuesta más ortodoxa dentro de los márgenes del RnB. ¿Crees que es una buena etiqueta todavía a la hora de definir también este nuevo proyecto?

JMSN: No me importa lo más mínimo. Es lo que es. Evolucionará hacia un lado u otro pero no soy amigo de colocar etiquetas. Soy yo, haciendo música y explorando. Puede ser. No lo sé… Los géneros están hechos por el hombre (sonríe). Puedes colocarlo en el apartado de R&B o alternativo, aunque prefiero lo alternativo.

UMOMAG: Estamos todos lamentando todavía la repentina muerte de Prince, a quien solías incluir entre tu lista de influencias. ¿Qué disco o tema de Prince fue el que te hizo engancharte a tu música? ¿En qué aspecto de tu sonido y estilo crees que se ve reflejada esta influencia?

JMSN: Hay muchas. “The Beautiful Ones” es una canción preciosa, por ejemplo. Pero tiene tantas canciones buenas… No era alguien que escribiese malas canciones. Es difícil escoger solo una.

Su libertad. Nunca estuvo dentro de ninguna caja, era simplemente él. Es algo que me ha influido sin duda alguna.

UMOMAG: Has lanzado ya tres videoclips de temas extraídos del disco. Viéndolos parece que has suavizado un poco el tono auto paródico con textura VHS que solían tener sus visuales hasta ahora. ¿Qué nos puedes contar sobre los nuevos vídeos? ¿Es sensación nuestra o ha habido un cambio de tono deliberado en ellos?

JMSN: Sí. Hay unos cuatro vídeos preparados, que aún no han salido a la luz. Los estamos terminando.

Es diferente. Siempre me gusta que los vídeos de un álbum sean distintos a los del proyecto anterior. Es bueno ser creativo y diferente en otro campo que no sea la música. Los vídeos ofrecen una idea de quién soy, de mi mundo.

UMOMAG: Otro cambio que ha sorprendido a los que te seguimos hace tiempo, es el rapado que te has dado, abandonando aquella barba y melena de ‘Mesías del RnB’ que solías lucir. ¿Por qué el cambio de look? ¿Te cansaste de ver a todo el mundo con barba ahí fuera?

JMSN: Sí, es un nuevo yo. He evolucionado y quería un comienzo fresco. Me siento bien así.

Sí (risas).

UMOMAG: Sueles acompañar cada nuevo álbum de una larga gira. ¿Qué tienes pensado esta vez?

JMSN: Vamos a actuar en Europa, luego iremos a Australia y Asia. Aunque eso será después de la gira norteamericana.

Traducción: Dirk Diggler