Stephen Manderson, nuestro protagonista, forma parte de una de las más brillantes generaciones de artistas que ha dado la música urbana británica en toda su historia. Junto a Devlin, Plan B y The Streets mantiene firme su posición dentro de un movimiento underground que ha sabido cómo ganarse a las masas. Risueño y bastante locuaz, charlamos de “casi” todo con él.

 

UMOmag.com: Tu primera discográfica fue The Beats, propiedad de Mike Skinners (The Streets). Teniendo en cuenta que es uno de los MCs más respetados en UK, ¿le estarás siempre agradecido por brindarte esa oportunidad?

Professor Green: Por supuesto. Él me apoyó desde el primer momento, pero el sello desapareció antes de que saliese mi disco. Fue una gran experiencia, que me ayudó muchísimo en mi carrera y siempre estaré agradecido por ello.

UMOmag: ¿Podríamos decir que ese momento cambió tu carrera musical?

PG: Definitivamente

UMOmag: Siendo un chico blanco, ¿te resultó difícil introducirte en el movimiento Grime?

PG: En norteamérica todavía existe la segregación: los blancos viven en un sitio y los negros en otro… En UK es algo diferente; donde yo crecí es un área multicultural, no es una zona “de blancos” o “de negros”. Todo eso quita presión a la situación. Para mi, rapear no fue nunca algo extraño, ya que todo el mundo lo hacía, ¿sabes?

UMOmag: Comenzaste como “estudiante” en batallas de freestyle. ¿Qué recuerdas de aquellos días?

PG: Fue un período de aprendizaje. Las batallas son un buen lugar para aprender y hacerte un nombre, son un paso previo genial.

UMOmag: ¿Y cuándo te hiciste “Professor”?

PG: Llevo con el nombre Professor Green desde los 16 años. ¿Puedo ser honesto? Cuando era más joven vendía weed (marihuana), y la gente me conocía por eso antes que por la música. En esa época me pusieron el apodo Professor Green. Pero ya no vendo weed… (risas).

UMOmag: Hace un par de años perdiste a tu padre. Después de vivir esa situación, ¿cambió tu percepción y visión de las cosas?

PG: Sí. Mi padre y yo teníamos una relación con muchos altibajos. Hacía seis años que no le veía cuando se suicidó. Siempre he llevado una gran carga por lo tortuoso de nuestra relación, pero cuando se quitó la vida, pude pasar página. No quiero sonar egoísta, pero fue bueno para mi; durante mucho tiempo le odié y usé lo que ocurrió en mi infancia como excusa para comportarme de cierta forma. En ese momento decidí cambiar y hacer algo bueno de mi mismo. Me ayudó. Ojalá hubiésemos tenido una conversación y él no hubiese tenido que morir, pero espero que ahora esté en paz.

UMOmag: Entonces, ¿eres más consciente ahora? De lo que es ó no importante.

PG: Por supuesto, en un 100%. Tu perspectiva cambia y piensas qué tiene importancia real, porque el mañana no está garantizado. Es una especie de recordatorio, porque es fácil quedarse atrapado en ciertas cosas y olvidarse de lo que de verdad importa.

UMOmag: ¿Eres del tipo de artistas/personas que piensan en el día a día o miras más a largo plazo?

PG: Me lo tomo más día a día. Es bueno tener aspiraciones y planes. Pero a veces es difícil planear cosas concretas. Hoy, por ejemplo, hablo contigo que estás en España de un single que ha triunfado en UK y comienza a hacerlo en el resto del mundo; esas cosas no pueden planearse.

UMOmag: Hace algo más de año y medio publicaste tu album debut Alive Until I’m Dead. Conseguiste un gran reconocimiento en tu país con este LP, que incluía temas tan buenos como “I Need You Tonight” o “Jungle”. Cuando empezaste el proceso de creación de At Your Inconvenience, ¿pensabas que debía de ser una segunda parte de Alive Until I’m Dead o querías explorar nuevos sonidos?

PG: Lo enfoqué como algo totalmente nuevo. Es necesario hacerlo así. Mucha gente dice que el segundo álbum es más difícil, pero en mi caso tuve una dirección mucho más clara. Creo que encontré mi nicho, debido al éxito del primer álbum y también al proceso, tanto en grabación como en directo. Llevo unos 18 meses actuando con mi banda y hay muchos instrumentos en vivo en el segundo álbum. Me propuse conseguir un resultado, y eso facilitó todo el proceso. Y parece que ha funcionado bien…