UMOmag: Da la sensación de que eres una persona muy exigente contigo mismo. ¿Cuánto textos se desechan y canciones quedan fuera de este trabajo?

Z: Sí lo soy, el más exigente. La escritura también es una autosuperación constante y siempre tengo el objetivo de hacer algo “mejor” que lo anterior. Ese mejor tiene muchas facetas, pueden ser mejores estructuras, mejores formas de decir las cosas, nuevos conceptos que ser capaz de desarrollar como quiero… Eso me mantiene vivo y alerta, y es el reto a la hora de escribir. En estos tres años y medio de creación del nuevo disco tiene que haber decenas de textos, miles de palabras que se han quedado en el proceso. Hablando ya del disco en concreto, unos 4 o 5 temas se quedaron fuera antes de grabarlo, y hay dos grabados que no entraban en el formato CD, por cuestiones de duración, así que los tengo en un cajón esperando su momento.

UMOmag: ¿Soma ha vuelto a supervisar todo el trabajo?

Z: Soma es la mitad de este Doce Lunas y la mitad de mi carrera. Es mi brazo derecho, con quien estoy codo a codo haciendo todo posible: el “Doce Lunas”, la Gira…todo. Además es quien lleva el peso de la producción del álbum y el responsable de su sonido, su grabación, mezcla y mastering. Es mi persona de confianza en lo personal y lo profesional. Un jodido crack.

UMOmag: ¿En alguna ocasión se ha visto tu hermano sorprendido por el nivel de sinceridad de estas letras?

Z: Sí, con este disco la verdad es que creo que le he sorprendido con muchos textos, sobre todo con los más personales y crudos. Él ha sido y es escritor, así que sabe lo complejo que es este proceso, y es un subidón compartir mis letras con él y ver su expresión…igual que él sus producciones y verme a mí flipar con ellas. Compartimos esta magia que es hacer música juntos y una conexión muy especial.

UMOmag: “El mundo no me admira, desconoce mi nombre de pila”. ¿El reconocimiento y la fama conlleva a desdibujar tu figura? ¿Preferirías pasar desapercibido por la calle o el convencimiento de que lo que escribes llega a la gente es algo que no te disgusta?

Z: Depende del momento. A ratos siento que desde fuera todo se ve distorsionado, como rapeo en “Palacio de Cristal” con Gema. A veces siento que mi música hace que la gente me conozca de la forma más cercana posible. A veces me gustaría que nadie me reconociera y pasar desapercibido, y a veces me siento orgulloso y honrado por la admiración y el calor y respeto que la gente me muestra. En general lo que siento es así, siempre estoy agradecido cada vez que alguien me para y me dice que lo que hago le llega, o me escribe para compartirlo conmigo…ese cariño sin conocerme en persona es algo increíble. Pero ya te digo, si escuchas “Dudas en el Aire” está claro. Hay veces en que simplemente me quitaría de en medio.

UMOmag: ¿Escribes asiduamente? ¿Te ha ayudado a superar las situaciones o sólo es una distracción?

Z: Sí, escribo continuamente excepto en diversas rachas. No siempre estoy inspirado. Aun así intento escribir sin estarlo, porque las musas no solo aparecen cuando lo estás. Muchas veces aparecen trabajando. Trato de imponerme esa disciplina, aunque me cuesta, funciono mucho por impulsos. Lo bueno es que siento la necesidad de escribir muchísimo. Forma parte de mi ADN. Eso sí, luego hay rachas en que no aparece nada, sobre todo después de lanzar un disco. Lo vacío que estoy ahora mismo habiendo dejado todo en Doce Lunas me hace complicado tener algo que contar, así que me lo tomo con calma y sigo con otras partes del proceso: voy captando ideas, conceptos, versos sueltos…

La escritura es mi vida. Me llena verme plasmado en folios, hay pocos subidones tan grandes que rapear una letra que acabo de escribir y que me satisfaga al cien por todo, por forma, contenido, cada palabra, cada sílaba… Para mí escribir es algo muy instintivo y visceral, así que siempre es diferente. “No Te Pasa” salió sin música por ejemplo, que es algo muy raro en mí. “Instinto Animal” fue tomando forma en mi interior durante años, hasta que encontré la música, las palabras y el enfoque desde el que escribirla…esto es una olla que muchas veces no sé ni cómo ocurre.

UMOmag: ¿Cuáles son tus propósitos/objetivos para el nuevo año 2014?

Z: El 2014 va a ser el año de los conciertos. Acabamos de anunciar la “Gira Doce Lunas”, que empezamos en febrero 2014 y que nos va a llevar varios meses por España. Después tengo en mente hacer la Gira en Latinoamérica, y al volver quizá acabar la española y pasar por algunas ciudades donde no hayamos estado. Viene el año de la parte que más me gusta, que es la de pisar cada escenario y compartir en persona con toda la gente este nuevo disco…poder hacer juntos “Represento”, “¿No Te Pasa?”, “Quién Soy”…de ahí al “Ángel Guardián”…tengo unas ganas terribles. Para que mi gente esté informada están todos los detalles en ZPU.es.

UMOmag: ¿Cambiarías algo de lo vivido durante este año?

Z: Solo cambiaría (si pudiera) problemas de salud de gente a la que quiero.

UMOmag: ¿Quién va a acompañar a ZPU en los conciertos?

Z: Cubriéndome las espaldas en cada escenario mi bro Soma, AAron y DJ Peki.