Varios ‘gigantes’ del mundo tecnológico parecen interesados en TIDAL, empresa propiedad de Jay Z. El mejor situado sería el fabricante asiático Samsung, que estaría en negociaciones con Shawn Carter para la adquisición del servicio de streaming según informa el New York Post. TIDAL está valorado actualmente en 100 millones de dólares. Hov y su equipo compraron la compañía a Aspiro por 56 millones en 2015.

“Samsung está trabajando el algo realmente grande, y  lo mantienen en secreto en el caso de que se fitre”, declaró una fuente al periódico. Sin embargo, Samsung ha guardado silencio al respecto. “Nuestra política es no hacer comentarios acerca de rumores o especulaciones”, dijo un portavoz de Samsung. Mientras tanto, el servicio de streaming, que en parte es propiedad de artistas como Beyoncé, Nicki Minaj, J. Cole y Madonna, se ha negado a hablar públicamente.

Samsung mantiene una estrecha relación con Jay Z desde hace varios años. La compañía coreana se asoció con Jigga en Magna Carta Holy Grail y ha pagado 25 millones de dólares para patrocinar la campaña publicitaria y la gira Anti de Rihanna.

Recientemente TIDAL se apuntaba un buen tanto al conseguir dos grandes exclusivas; los lanzamientos de Anti (Rihanna), y The Life of Pablo (Kanye West) con el que habría doblado la cifra de suscriptores pasando de 1 a 2,4 millones. Sus competidores, Spotify y Apple Music, cuentan con 30 millones de suscriptores y 11 millones respectivamente.