NICKI NICOLE | Fotografía by Sony Music Latin

Nicki Nicole (Rosario, Argentina, 2000) ha ido de bien a mejor, en poco más de un año. Asaltó la escena hip-hop argentina con “Wapo Traketero” en el 2019, y no ha soltado el botín. Con apenas 20 años, está nominada a un Latin Grammy como Mejor Nuevo Artista. En la misma categoría, compiten cuatro argentinos más; tres de ellos, son artistas raperos.

Nos conectamos, a través de una videollamada, con la novel promesa rioplatense el mismo día que recibió la noticia de su nominación. Desde Buenos Aires, en el inicio de la primavera, nos habló sobre el florecer de su carrera, y cómo le sorprendió el hecho de que pudiese alcanzar tantas metas antes de los esperado; y sobre todo en un año tan complicado como este.

“Aquí ya empieza a hacer calorcito, y la gente se empieza a descontrolar un poco con los días lindos, pero nada, hay que cuidarse”, advierte y aconseja Nicki, antes de adentrarse en esta entrevista.

Primero felicitarte, has recibido hoy la noticia de la nominación al Latin Grammy como Mejor Nuevo Artista. ¿Cómo te sientes? Compartes categoría además con dos compatriotas colegas: Cazzu y Nathy Peluso.

Sí, es una locura, una locura. Antes estaba hablando con Nathy porque estamos muy emocionadas porque le den espacio a la mujer, y que me encanta compartirlo con persona como ellas, y además Wos, y gente de Argentina que a mí me inspira mucho, y me sirve demasiado. Me encanta que estemos ahí, y que formemos parte. Sé que gane quien gane, sea yo o sean los demás, me va a representar, porque me gusta la música que hacen y como son como persona.

¿Quién te dio la noticia?

Mi equipo. Me levantaron a la mañana. Yo no me quería levantar, porque era como que, “¿qué quieren?”, y me decían, “no, Nicki, te tenés que levantar, porque es algo muy importante”. Nunca me decían, yo estaba a oscuras, hasta que me dijeron, y me emocioné pero seguí durmiendo.

Estás siendo una de las revelaciones del año en medio de la pandemia, ¿te esperabas que el 2020 en estas condiciones fuera tan bueno para ti a nivel profesional?

No, nunca me lo esperé. Sentí que todo este año iba a ser un esfuerzo para que el año próximo pueda salir lo que yo verdaderamente quería representar. Pero no, este año se dieron vuelta las cartas, y como broche oro lo de los Latin Grammy, que me terminó de cerrar un montón de cosas. Hay veces que no caigo en que mucha gente me escucha, y que a mucha gente le cambio el ánimo. Estos reconocimientos al esfuerzo que hago me ayudan un montón, y me hacen entender que soy una artista de verdad, porque a veces me cuesta creerlo.

Una de las cosas más llamativas es que te estás pegando casi sin colaboraciones, estás demostrando que te puedes hacer sola el camino.

Es muy lindo que reconozcas eso, es muy lindo lo que decís. Es muy difícil ser mujer en esta industria, y hacer las cosas sola, y que se te reconozca. Hoy en día está pasando con todas, y eso me alegra muchísimo, porque verdaderamente es lo que siempre quise: estar en un lugar, estar en una unidad donde se reconozca el talento de cada persona sin importar el género. No estoy haciendo featurings ni nada de eso porque primero quiero llegar al punto más grande y más explosivo de mí misma, y en base a eso, cuando pueda explotar sola, cuando me sienta completa, hacer featurings.

¿Pero hay planes para hacerles remix a tus últimas canciones, “Colocao” y “Mala Vida”?

Tengo ganas de hacer un remix de “Colocao”. Para “Mala Vida” veo mucha gente también, pero por el momento estoy muy enfocada en lo próximo, y creo que cuando ya pueda estar tranquila de que saqué todo lo que quería, montar los remixes.

¿Qué ha cambiado de la Nicki de “Wapo Traketero” a la de “Mala Vida”?

Creo que cambió mucho, cambió mucho mi voz, mi forma de fluir en los estudios. Antes era muy tímida. O sea, no como persona, sino tímida en voz, no quería probar diferentes voces por miedo a desafinar, por miedo a que queden mal. Hoy, por suerte, el miedo lo anulé. Ya al productor le digo, viste, “si no querés, no escuchés, yo voy a estar gritando como una loca hasta que lo que grito suene bien”. Voy encontrando diferentes voces, y diferentes maneras. Creo que cambió mucho mi forma de ver las cosas, mi forma de ver mi vida, y cambió mi vida, tuve que adaptarme para bien.

NICKI NICOLE | Fotografía by Sony Music Latin
“Cómo Dímelo” con Cazzu fue tu primera colaboración oficial. ¿Os veremos juntas próximamente?

Obvio, obvio que sí. Cazzu me parece una artista, no sé si puedo decirlo, ¡de la p*** madre! (risas). Y creo que sí, colaboraría con ella mil veces más. Ahora están las cosas muy difíciles, yo no estoy viendo a casi ningún artista por todo esto, solo voy al estudio. Nada, apenas nos volvamos a ver, si ella quiere, podemos colaborar muchas veces. Con ella y más chicas.

Sobre estar trabajando en Buenos Aires, siendo de Rosario, y sin poder salir debido a la pandemia

Sí, ahora estoy en Buenos Aires. Soy de Rosario. Todo estamos desde casa haciendo lo que se puede. Aquí se puede ir a estudios, pero extraño los shows. Ya me había acostumbrado a ver a gente que me sigue constantemente y poder brindarles lo mejor de mí. La pandemia me arrancó lo que más quería, pero yo sé que va a volver pronto, y sé que este tiempo me ayudó a mejorar como persona y como artista.

Sobre sus comparaciones estéticas con Billie Eilish

No me molestan. Lo que me molesta en sí es que comparen a mujeres. Siempre la gente hace eso. Es como que la gente no puede aceptar que algo nuevo está pasando. Tienden a comparar con algo que ya existe, no sé para qué. Pero bueno, está en cada uno. No me molesta, respeto la opinión del resto, pero siento que somos artistas muy diferentes. Capaz hay cosas que nos hacen acordar, como que yo use una remera larga o algo así. Ella es muy buena.

¿Cómo surgió tu colaboración con Pull & Bear para la colección ‘Sicko 19’?

Es una marca que me gustaba muchísimo, ellos me permitieron varias veces tocar en su cuenta de Instagram, hasta que surgió colaborar en una colección. Me dejaron las puertas abiertas a las ideas que yo quiera, ellos me iban a acompañar. Me dijeron, “capaz los mejores colores sean estos”, y en base a eso, fuimos creando. Lo malo fue que nunca pudimos conocernos, porque fue en pandemia, ellos desde España y yo acá en Argentina. Tardó tanto en salir por eso, porque era muy difícil sacar ropa con tan poca comunicación. Pero salieron cosas increíbles. La marca está muy feliz conmigo, y yo estoy muy feliz con ellos. La ropa de Lunay también está zarpada. Literalmente las dos colaboraciones están buenísimas, y la gente le encantó, que es lo más importante.

¿Habrá un nuevo sencillo de Nicki Nicole antes de finalizar el año?

Creo que va a haber, en simultáneo creo que voy a estar en varias canciones. Algunas colaboraciones, otras mías.

+ARTÍCULOS MUSICALES: